Últimos temas
» Free Download Metaheuristics For Hard Optimization Pdf Viewe
Lun Oct 10, 2016 11:16 pm por ysbesyre

» Little Failure Gary Shteyngart Epub Format
Lun Oct 10, 2016 4:08 am por ysbesyre

» saint seiya la leyenda continua
Mar Dic 08, 2015 2:54 am por Invitado

» Central de misiones 3.0
Lun Nov 16, 2015 3:50 pm por Azor Ahai EUC

» Prologo -Capitulo 4- Actualmente
Lun Nov 16, 2015 3:27 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Avatar
Dom Nov 15, 2015 7:38 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Armaduras
Dom Nov 15, 2015 9:07 am por Azor Ahai EUC

» Censo octubre 2015
Dom Nov 15, 2015 9:05 am por Azor Ahai EUC

» Arrasando con la base enemiga (LIBRE)
Jue Oct 29, 2015 11:38 am por Hyperion de Ébano

» La efímera luz de la destrucción *Visto*(Privado: Saga)
Lun Oct 12, 2015 9:24 pm por Phebe el brillante

» La cruz en tu camino
Jue Sep 10, 2015 9:48 pm por Jerico de cruz del sur

» Austenland {Cambio de botón - Elite}
Lun Ago 31, 2015 10:39 pm por Invitado

» llega un nuevo Santo de bronce
Miér Ago 26, 2015 11:11 pm por Ryuko de Pegaso

» Game Threads → Garuda.
Sáb Ago 22, 2015 10:34 am por Suikyo de Garuda

» Y por si fuera poco ahora son dos ( Capricornio y Sagitario)
Vie Ago 21, 2015 10:46 am por Hikari de Cuervo

historia
HISTORIA
Li Europan lingues es membres del sam familie. Lor separat existentie es un myth. Por scientie, musica, sport etc, litot Europa usa li sam vocabular.

Li lingues differe solmen in li grammatica, li pronunciation e li plu commun vocabules. Omnicos directe al desirabilite de un nov lingua franca: On refusa continuar payar custosi traductores.
Administracion
Nombre Apellido
Nombre Apellido
Nombre Apellido

Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por EUC Selkie el Dom Nov 30, 2014 10:03 pm



En las profundidades del mar muy cerca de las costas de Europa, infinidad de medios de comunicación se encuentran intrigados por la desaparición de al menos una decena de barcos , entre turísticos, comerciales y pesqueros, dando una tasa elevada de desaparecidos que se creen muertos, por el momento nadie puede explicarse como grandes barcos pueden terminar hundiéndose de esa manera , las alertas se a extendió cada vez más, el pánico y el caos comienzan a ser parte del día a día de esta zona , la razón;  Una gran bestia acecha las profundidades de los mares  trayendo consigo todo los males posibles a su alrededor  , esta que nació de la  esencia de la muerte, surgiendo una gran masa que comenzó a tomar forma de un gran tiburón con grande y afiladas filas de dientes afilados, de un tamaño descomunal capas de hundir un barco de una embestida, con grandes aletas caudales y aun más prominente la dorsal, en su mirada se puede ver la malicia, la ira, rencor sentimientos que solo el inframundo puede traer,  una criatura que con la gran onda de muerte y pestilencia a logrado también matar a miles de peces los cuales han llegado a las costas dejando un fétido olor a muerte  causada por la masiva descomposición de toda clase de animales de las profundidades que han emergido de la nada causando aun mas intriga entre los humanos que presencian todo este tipo de eventos.

Por otro lado grandes inundaciones han cubiertos ciudades cercanas a los océanos europeos, dejando sin agua potable a estas comunidades lo que hace del escenario algo aun mas critico para los supervivientes que luchan por llevar el paso a pesar de las inclemencias

REGLAS:

Pueden entrar todos los guerreros que quieran.
Pueden entrar guerreros sin importar su afiliacion (osea que pueden entrar tanto santos como marinos como dioses guerreros e incluso estar mezclados entre cualquiera de las facciones).
La criatura tiene una vida de 10 000 pts. e ira disminuyendo dependiendo de los ataques que reciba y como esten narrados.
Independientemente del daño, la criatura se regenera 500 pts. de vida cada tres dias reales.
avatar
EUC Selkie
Staff


Mensajes : 283
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Nero de Leo el Jue Dic 04, 2014 5:28 pm

-¡Ouch! La puta madre...-  Se quejó el albino, mientras se llevaba la siniestra hasta la cabeza.  Jodida caja...

Estiró la pierna diestra descargando una patada a la misma. Bueno, estaba en el sitio de carga así que salir no debería representar problema alguno.  Y así lo hizo, con cuidado se asomó fuera de la caja, lo hizo en ambas direcciones. ¡Perfecto! ni un guardia.  Salió de su escondite y se estiró ligeramente. -phew-  Estaba un poco mareado debido al movimiento del barco, pero era algo que no podía remediarse.

Si, se había colado de polizón por lo que había escuchado ese barco le dejaría más cerca de su destino. Nada podía salir mal. Era un barco enorme y elegante, seguro de uno de esos jodidos ricachones que se dan la buena vida. ¡Ya faltaba menos!  Así acortaría obviamente el trayecto.

Dio un par de pasos hacia un lado tratando de recobrar el equilibro... Carajo desde hacía un rato el barco de movía de manera nada agradable. Y de repente, un movimiento agresivo le hizo dar otro par de pasos en dirección contraria... Estiró la siniestra intentando sujetarse de algo, pero para su mala suerte no  hubo de donde sujetarse por lo cual fue a dar al suelo. -¡Ak!- Levantó la mirada claramente molesto. ¡Estaba bien que el barco se meciera pero eso era exagerado! Fue cuando cayó en cuenta.

El sonido de una de las pesadas cajas cayéndose atrajó su atención... -¡Mierda!- No había tiempo que perder, si se queda ahí terminara aplastado... se echó la caja de pandora al hombro y  a tropezones  y uno que otro golpe fue como salió del lugar.

Con el movimiento del barco seguramente no le pondrían atención a un polisón como él. Aun así se movió con cautela...  o lo que se pudo.  No era para menos si los demás pasajeros hubiesen entrado ya en panico... y es que simplemente aquello no era normal, es decir, no se percibía tormenta alguna y el oleaje golpeaba incansablemente el casco del barco.

Los encargados del barco iban de un lado para otro haciendo cargo para estabilizar la máquina. Un desgarrador grito de horror se alzó en los aires, uno de los encargados señalaba con el índice en dirección hacia el agua.

Mientras tanto, el albino se llevó la mano al rostro ¡¿Que carajos apestaba de esa manera!? Para descubrirlo le basto con llevar la mirada hacia donde señalaba el otro sujeto.

-¡Con una mierda, debes estar bromeando!- Sus pares azules se abren con sorpresa ¡Una enorme bestia se aproximaba! Cerró los ojos y se concentró, la energía azulina envolvió su cuerpo y como en respuesta la caja de pandora se abrió rebelando de esa manera su armadura misma que fue acoplándose a su cuerpo.

No sabe cómo, no sabe realmente que hará, pero debe detener a aquella bestia. No solo por las personas que van en el barco, sino que siente que hay algo más fuerte tras eso...

-¿Poseidón? ¿Hades quizá?-“ Se pregunta internamente. Su cosmos ardió con fervor.

Pudo sentirlo... El universo, cada átomo que conforman las cosas. Ese universo infinito e inalcanzable para una persona cualquiera ¡mas no para un santo de atenea! Su energía eventualmente aumentaba al igual que el ondear de su cabello. Abrió los ojos con lentitud logrando visualizar su constelación correspondiente.

Perseo, aquel héroe mítico que cortó con sus propias manos la cabeza de aquel horripilante ser conocido como la medusa. Empuñó con fuerza la mano.

Era una oportunidad en un millón, lo sabe. Tiene que hacer que aquella alimaña sacada de épocas mitológicas observase la medusa de su escudo. Podría significar la muerte, lo sabe. Pero ha de aferrarse a la vida, aún debe ver a su diosa ¡Debe llegar al santuario! Ser digno de llevar aquella armadura que irónicamente ahora porta (pues se dijo a sí mismo no vestiría tal antes de observar a atenea o llegar hasta Asgard)

Divisó una vez más las lejanas estrellas, los planetas, las galaxias ¡El infinito mismo! el cosmos, la energía se arremolinó en su puño y lanzó una descarga cósmica a aquella monstruosidad sacada del hades. Las olas golpeaban furiosamente el barco, el agua saltaba empapando a los presentes.

Pútrido olor ¿Acaso se hallaría una puerta del infierno abierta en ese momento? ¿Era acaso aquella bestia el mitológico ser conocido como Leviatán?

Afiló el mirar... ¡Esta es su prueba definitiva!
avatar
Nero de Leo
Santo de Oro


Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 21/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 06, 2014 11:58 am

R.O y allí voy..... -.- al menos me divierto con tus posts Sora xD haber como nos va -.-"

Indignada, así es como salí de la fiesta, supongo que mi padre iba a recriminarme mi forma de huida luego o quizás mandaría a buscarnos cuanto antes,alguna de esas dos la sentía venir pronto,el único modo de salida era un barco, el costo venía para dos: clase baja y clase alta, en la clase baja la comida no era muy buena y el agua estaba fría, por lo que opte por pagar dos pasajes para la clase alta (¿y así es como me convertí en Rouse?) Estaba acostumbrada a cualquier tipo de viaje,sobre todo al del barco ¿no era así como murió mi madre? luego mire a Sora mientras sacaba un sombrero azul marino que me cubriera del sol-no me digas que te dan escalofríos los barcos-enarque la ceja

Luego de que arreglaron nuestras cosas y eso, fuimos al buffet,me sorprendió ver como comía Sora así que contuve la risa,para mostrarme mas a la ocasión, aunque realmente yo solo me serví una enorme ensalada de lechuga, jitomate, espinacas,pepinillos y jicama, para luego comer algo mas sólido, pero eso sería cuando me adaptara a los movimientos del barco, sonreí nitidamente cuando lo vi alegre por la comida, aunque estaba un poco decepcionada por mi padre y triste por dejar a mi hermano de ese modo, Sora fue muy atento cuando me pregunto si estaba bien y luego quiso que lo siguiera a Proa cuando terminamos de comer, tuve que contenerme de nuevo la risa cuando lo vi guardar esos camarones

Cuando lo vi subir me di cuenta de que no le afectaba mucho el barco-no vayas a caer-mencione preocupada,pero cuando hizo esa referencia no pude contenerme la risa y termine riéndome para luego ver como el barco comenzaba a adquirir velocidad, permitiéndome ver de este modo el azul del mar, fue divertido lo de "volar" y por un momento mientras lo hacía al mirar una isla evoque recuerdos del pasado, de tal modo que esto me hizo sentir de nuevo mal, por mi madre,de modo que baje sola, le di un beso en la mejilla de agradecimiento y me retire a descansar en mi camarote

Una vez en mi camarote pase a meditar un poco y a escribir unas cartas para mi padre y mi hermano que luego enviaría,las guarde en un cajón,me di una ducha y luego me puse el camisón de mi pijama y trence mi cabello, como estaba haciendo un poco de frío me puse una chamarra caliente encima y continué con mi trenza mirándome en el espejo hasta que unos movimientos extraños me hicieron palidecer, me puse de pie al ver que las conexiones de luz estaban fallando, en un momento que se ladeo el barco alcance a golpearme contra la pared, cayendo al suelo y luego agarrándome del tocador pude levantarme,necesitaba salir para ver que estaba ocurriendo-¿Sora?-pregunte asustada-¡Sora! -la luz continuaba yendo y viniendo, esto no me gustaba

-¡Sora!-grite de nuevo, me asome por la ventanilla y pude ver que no había tormenta, sin embargo el barco era golpeado constantemente, salí como pude por el movimiento del barco y fui a buscar al capitán, pero en cuanto lo vi pude ver que a través de una ventanilla había algo moviéndose en frente, algo como...¿un tiburón? un enorme tiburón,retrocedí dándome cuenta de que esto iba a poner en peligro a todos los pasajeros, por lo que intente buscar a Sora para que hiciera algo, habían muchos hombres tratando de calmar a los pasajeros,incluso un niño estaba gritando por su padre,adentro el golpeteo de ese animal y de las olas lograron romper una ventanilla y supe que era cosa de minutos para que esto se inundara

Le tome la mano para buscar a su padre, pero en un movimiento forzoso me fue arrebatado,mi instinto me dijo que el agua correría pronto por allí así que huí en sentido contrario-mejor me hubiera quedado en casa-murmure asustada, pese al fuerte movimiento que se sentía y provocaba entorpecer mis pasos fui corriendo por los pasillos del barco hasta que logre llegar hacía donde estaba Sora quien se estaba transformando en ese momento y al parecer había otro mas, al ver al enorme animal frente a mi contuve las ganas de gritar y fui retrocediendo sintiendo como me castañeteaban los dientes y como me temblaban las piernas (odio los tiburones >0<)-lindo pescadito...lin...pescadito-pronuncie agitada casi al borde del pánico

En uno de esos movimientos bruscos caí accidentalmente por las escaleras y comencé a rodar por ellas, golpeándome la cabeza contra una pared y allí perdí la consciencia

R.O yo me se mis movimientos ¬¬ xD

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Astryd de Dubhe Alfa el Sáb Dic 06, 2014 10:15 pm

Aun perturbaba un poco a Astryd lo que había pasado los últimos días, si bien el haber recibido a Sora de una manera exitosa así como a Naori lo que en algún momento le había dado la impresión de haber sido una recepcionista, pero el que apareciera el patriarca frente a ella en el momento de la reunión con Hilda y Naori le demostraba a ella misma que algo estaba haciendo mal, no podía encontrar una respuesta de el por que no había podido sentir anteriormente la batalla que se había desarrollado con quien sea que fuere el enemigo del patriarca pues el aun no había despertado, otra de las cosas que frustraba a Astryd era el no haber revelado realmente información importante siendo Edzard el perjudicado, se había molestado con ella y lo sabia pero no había tenido ni oportunidad ni valor de hablar con el luego de lo que había pasado, la situación le hacia sentir realmente mal con respecto a el, sentía que le haba traicionado de alguna manera y no encontraba una solucion al menos no ahora

Lo que si estaba segura de hacer era de que no podia quedarse de brazos cruzados solo sin hacer nada, si el problema eran los invasores ella debia ayudar un poco pero no seria en este momento pues tenia una nueva mision que hacer; Hilda le habia informado de las constantes cambios que el mundo estaba teniendo, una serie de eventos que sin duda comenzaban a alterar al mundo entero y su trabajo era averiguar que es lo que sucedía y detenerlo, Astryd no se encontraba completamente convencida de si lo podía lograr o no por los acontecimientos anteriores que de alguna manera le habían bajado la confianza y hacerse la pregunta de saber si era o no digna realmente de portar la armadura de Dubhe Alfa por todo el daño que había hecho a terceras personas

Pese a sus dudas se dirigió a donde había sido detectado el ultimo incidente, con una pequeña embarcación preparada por mandato de Hilda ella no tendría problemas en viajar a esa dirección y averiguar que es lo que estaba sucediendo, en cuanto se hubo acercado lo suficiente pudo sentir toda esa energía negativa que venia del mar sin embargo tardo un par de horas en realmente saber de que es lo que se trataba hasta que la bestia comenzó a crear caos como aparentemente había estado haciendo anteriormente, podía percibirse el fétido olor a muerte, tan solo en las dos horas que se había encontrado ahí había visto un sin fin de animales muertos en el agua, tanto peces como aves marinas levantando aun mas las sospechas de la pelirroja, ella al estar preparada en todo momento se dispuso en atacar a la bestia en cuanto esta parecía emerger de entre los mares para atacar la embarcación cercana, Astryd elevo su cosmos y de un gran salto llego a donde se encontraba el gran tiburón lanzando un golpe con una gran cantidad de cosmos acumulado que darían en el blanco, no seria una gran técnica pero al menos detendría el gran daño que le estaba haciendo a la embarcación, pues no solo planeaba detener a la bestia si no que también salvar a la mayor cantidad de gente que le necesitase en ese momento
avatar
Astryd de Dubhe Alfa
Dios Guerrero

Dios Guerrero

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 18/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por EUC Selkie el Dom Dic 07, 2014 10:30 am

La bestia marina pronto arremetió contra la embarcación en medio del mar sin nada cerca mas que ese horripilante olor a muerte que emanaba del tiburón, el golpe de dos de los presentes solo provoco que el Carcharodon detuviera su paso solo un segundo, solo para sumergirse en las profundidades de nuevo por al menos 1 min el cual posiblemente seria como una eternidad para los presentes, la gran bestia tomo impuso desde el fondo del mar solo para terminar fuera del agua de un gran salto llevándose entre aquellos afilados dientes un tercio del gran barco que se encontraba ahí, el gran salto provoco grandes olas que dieron también con la pequeña embarcación Asgardiana la cual destruyo con un golpe de su cola dejando sin navío a la guerrera de Dubhe Alfa

Daño 10 000 - 450 = 9550
avatar
EUC Selkie
Staff


Mensajes : 283
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Nero de Leo el Mar Dic 09, 2014 4:19 am

¡Logró darle! ¡Perfecto!...


... –¿¡he!?- Frunció el cejo con molestia. Si bien había atinado a su objetivo el daño había sido insignificante. No obstante el alzar de un cosmos ajeno le hizo desviar el azul mirar en aquella dirección.

Alas... armadura dorada, ese cosmos cálido y gentil... ¡Otro santo de Atenea! Llevó una pierna hacia atrás mientras flexionaba ligeramente la contraria hacia adelante y se agachaba un poco, con el único afán de tener un mejor equilibro y no dejarse llevar por el violento vaivén de la embarcación.

-Jeh, y con un demonio que sí. No me caería mal una mano ¿ah?- Movió ligeramente la diestra, sus heridas aun no sanan y cree prudente el hecho de no mover mucho la misma...

Otro cosmos... todo estaba sucediendo tan rápido, no había ni siquiera tiempo de pensar las cosas. Cuando súbitamente...

-Espera... esto es malo- El horror no busco escondite en las blancas facciones del caballero de plata al no divisar nada de su oponente. ¡No había que ser un genio para saber lo que seguía! El barco se movió con violencia  ¡se fue una parte considerable de la embarcación! Y lo peor apenas venia. El barco se movió violentamente. El movimiento llevó al de plata a irse sobre su espalda de alguna manera terminó rompiendo uno de los barandales y despues cayó un piso abajo. Afortunadamente aterrizó del costado contrario del que se encontraba herido. Se levantó con pesadez...

-¡Agh!... Falta que me rompa el otro brazo- Fue cuando le vio: Una joven de cabellera azul... corrió hasta ella y se hincó... Llevando la manos hasta uno de sus hombros fue como le movió con cierto deje de brusquedad --¡He! Despierta ¡Es peligroso quedarse así aquí!- El agua de las olas el golpeo ligeramente empujándole, afortunadamente estaba bien plantado de no estarlo hubiese ido a dar de bruces contra la joven...

-Carajo, ni siquiera los botes salvavidas ayudaran... - Aquel enorme tiburón sí que era latoso levantando tantas olas ¡Ojala hubiese una manera de mantenerle quieto! El platino flequillo se le adhería a las blancas facciones por el agua.

Un enorme rechinido se oyó en el lugar... Tragó grueso... el barco ha perdido gran parte, no va a tardar en hundirse. Se colocó nuevamente de pie elevando al máximo su cosmos. -¡Golpe de la Gorgona!- Exclamó con todas sus fuerzas mientras nuevamente la energía cósmica se arremolinaba en su puño, misma que no tardo en dirigirse hacia el enorme monstro aunque ahora en diversos rayos de color verdoso que impactaron a la velocidad del sonido sobre aquel horroroso blanco...

Miró hacia donde calculaba estaba el santo de oro. -¡oye tú! ... de alguna jodida manera tenemos que hacer que esa cosa mire mi escudo ¡solo así podremos ganarle de un solo golpe!- Era probable que el castaño no le escuchase debido al alto oleaje. El cual, nuevamente, empujó al santo de plata.
avatar
Nero de Leo
Santo de Oro


Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 21/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Invitado el Miér Dic 10, 2014 5:25 pm

Tan absorta estaba que ni siquiera me di cuenta de lo que ocurría ni de los polizontes que habían arribado el barco, muchos eran los que estaban muriendo y otros tantos los que trataban de escapar por otros lados donde pudieran "no ser vistos" mientras tiburcin peleaba contra los contrincantes, el golpe en la cabeza me había noqueado fuertemente, por un momento vi una luz que parecía transportarme a otro recuerdo, pero luego nada, todo fue mera oscuridad, no estaba en condiciones de pelear, quizás no era tan apta para hacerlo, posiblemente volver no era la mejor opción en caso de despertar, posiblemente sería considerada una cobarde, pero no habían muchas opciones y el momento en el que un recuerdo me iba a permitir salvarme de esta situación se quebró, pronto escuche como ayudaban a los pocos sobrevivientes para ser salvados, entre mi ropa estaba mi ID que alguien tomo dandose cuenta de el estado en el que estaba,tomandome en brazos literalmente y sacandome  de esta incomoda situación ¿pronto despertaría? era una incognita

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Eridan de Aries el Jue Dic 11, 2014 9:25 pm


Un hombre de cabellera blanquizca se encontraba sentado en un pequeño navío el cual en su vela tenía el símbolo de tres espadas, el hombre que estaba allí era Eridan había viajado unos días a su tierra Essen en Alemania.

Había ido a buscar algunas cosas que ahora llevaba con él además de eso también llevaba la armadura dorada de Aries guardada en su respectiva caja, iba de regreso a Asgard después de pasar algún tiempo lejos muchas personas en el lugar donde se encontraba hace unas horas habían hablado sobre un peligro que asechaba las aguas del lugar.

Eridan había escuchado que los barcos desaparecían así que tomo sus precauciones y tomo su camino con cuidado el mar se veía muy tranquilo, eran tan calmante que Eridan reposo un poco cerrando los ojos durante varios minutos de navegación.

Algo lo despertó, un movimiento repentino en las olas lo movió bruscamente, abrió los ojos de golpe y se levanto para colocar su mano derecha en el mástil mientras observaba una escena extraña a lo lejos se notaba un barco o solo eso alcanzaba a notar acerco el navío en dirección a aquel lugar.

- Pero que....-Observo de mejor manera el barco, este no estaba completo.-¿Como es eso posible?-Se sorprendió al ver de lo que se trataba la situación que estaban viviendo las personas allí, observo a una imponente criatura que se aproximaba al barco, observo alrededor de aquella embarcación era una completa masacre. Eridan no podía seguir solo allí mirando por lo que rápidamente aprovechando que estaba a una gran distancia, aun sin portar su armadura dorada elevaría su cosmo y saltaría apoyándose en su nave para dejar detrás de si una ráfaga dorada conforme avanzaba la armadura de Aries iba cubriéndolo haciendo más grande la cosmo energía de su cuerpo.

Se preparaba para atacar a la criatura aterrizo en el barco y sin pensar ni notar nada ni a nadie poso su manos cruzadas hacia arriba formando una X mientras aumentaba su cosmo aun mas, pone sus brazos al frente.

-Starlight Extinction.-Rápidamente  extiende sus manos y el cosmo se dirige a ambas manos formando unas brillantes esferas de energía que son disparadas en forma de rayos, fue cuando lanzo su ataque que pudo notar más personas presentes, un hombre que portaba una armadura dorada el cual también ataco con gran fuerza y a otro hombre allí parecía ser un caballero de plata y aunque tenía curiosidad por saber sus nombres él solo se concentro en ayudarles.
avatar
Eridan de Aries
Santo de Oro


Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 25/08/2014
Localización : Tierritorio Atheniense

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Astryd de Dubhe Alfa el Vie Dic 12, 2014 1:10 am

A pesar de haberse lanzado rápidamente contra la gran bestia con filosos dientes esta no parecía haberse inmutando en su gran golpe con el puño cargado de su cosmos, ni mucho menos de los ataques de los jóvenes, el animal se sumergió en el agua lo que perturbo por un momento a la pelirroja, su cabeza comenzó a maquinar algún plan para contrarrestar al enemigo pues estando en agua y a la deriva el terreno estaba por mucho en desventaja, el tiburón no tardaría en salir a la superficie por ende tenía que pensar rápidamente, estaba segura de que atacaría con furia pues había recibido más de un ataque a la vez de parte de los caballeros ahí presentes.

En cuanto la bestia salió tan drásticamente como para devorar al menos un tercio de la embarcación que estaba frente a ella, se vio obligada a saltar de su propio navío cuando el tiburón con su aleta caudal arremetió contra ella, la reacción rápida de la guerrera de Dubhe alfa evito algún contratiempo en su persona, pero ahora debía pensar algo mas para salir victoriosos en este encuentro, el terreno era favorable para el enemigo por obvias razones, ella no solo podía mantenerse a flote nadando, moviendo piernas y brazos y el barco tripulado por los santos estaba por hundirse, el solo estar ahí intentando atacarlo sin una coordinación real solo traería fracaso por lo que debía dirigir y planear un ataque mucho mas especifico ; tras meditarlo un momento supo lo que tenía que hacer, concentro una gran cantidad de cosmos a su alrededor, un cosmos helado que comenzaba a formar un gran bloque de hielo con el agua del mar que le rodeaba , poco a poco comenzó a flotar por encima de la superficie a causa del hielo formado a su alrededor- perfecto!- exclamo para si misma, mientras preparaba la base donde se posicionaría para pelear observaba a su ves como el joven de cabello blanco lanzaba un ataque y el chico de cabello castaño que por un momento tardo en reconocer como Sora se encontraba ahí lanzando un ataque también, lo que le hizo sonreír, el verlo ejecutar aquella técnica solo denotaba que había comenzado a entrenar y que por lo visto había entendido su labor como caballero de oro, pero estaba consciente de que aquellos ataques realmente no le causarían daño a la colosal criatura, sobre todo cuando al terminar cada uno de ejecutar sus técnicas este animal no parecía presentar daño alguno cuando al menos ya debería haber mostrado signos de pelea

-Niños!- grito para llamar la atención de ambos jóvenes- ese barco no soportara en flote por mucho tiempo!- volvió a gritar, lamentaba llamarlos niños pero la realidad es que aun lo eran

-será mejor que ataquen con su mejor técnica, usare la espada de Odín sobre él para sacarlo de agua, aprovechen ese instante para atacarlo con todo, no sé cuánto tiempo pueda soportar- respondió con firmeza

Astryd concentro su cosmos, haciendo ver un aura morada azulada a su alrededor antes de ejecutar su técnica la espada de Odin, apuntando con su dedo índice al mar concentrando los átomos que conforman el vital liquido, creando un círculo alrededor de su enemigo, causando que éste sea lanzado hacia arriba por una fuerte presión causada por una liberación violenta de energía en el interior, la concentración de cosmos era descomunal, debiendo concentrarse realmente bastante para poder haber logrado que al menos el gran pez saliera del agua

-Ahora!!!- grito en cuento hubo sacado al animal de su ventaja el mar, esperaba realmente que con este plan causara gran daño a ese animal que no había dudado en destruir lo que se encontraba a su alrededor
avatar
Astryd de Dubhe Alfa
Dios Guerrero

Dios Guerrero

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 18/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Dégel. el Vie Dic 12, 2014 10:17 am

El esplendoroso mar azul manifestando su inquietud a través de alebrestadas olas cuyo tamaño era proporcional a la magnitud de la trifulca que se estaba viviendo en su presencia. Una serie de navíos de diversos tamaños viendo su destino interrumpirse por obra de una bestia emergida del reino de lo desconocido. Los alaridos de terror de los inocentes pasajeros aunado al callado murmullo de la esperanza de aquellos que no están dispuestos a sucumbir ante la adversidad, dando todo de sí para salir avantes sobre la tragedia. Y finalmente, pero no menos importante, la alfombra roja en medio de aquella cruel escenografía sería representada con un estrecho congelado que formaba un puente que conectaba el lejano horizonte con el campo de batalla. Quien habría de recorrerlo sino el santo más adepto a las artes de la críomancia, no viendo en desafío en hacer una entrada como esa. Dégel de Acuario era su nombre y estaba listo para asistir a los guerreros de la paz y la justicia.  

«…Aparentemente todavía no es demasiado tarde. No he sido capaz de llegar antes de que ocurra la catástrofe, pero aún hay tiempo para detenerla…»

El despliegue de valentía y heroísmo de los caballeros allí presentes probaba ser la única línea que marcara la diferencia entre la vida o la muerte. Sin ánimos de ser un testigo silencioso del curso de aquella obra, el santo de acuario observaría un tanto sorprendido el formidable ataca de la Diosa guerrera de cabellos rojizos, elevando a aquel titan del océano siendo separado del simbiótico abrazo que compartía con las aguas, dejándolo expuesto a una penitencia mayor. Y que mejor verdugo que aquel que ya estaba extendiendo su brazo de adelante hacia atrás mientras que éste se recubría de un gélido resplandor blanquizco, un torrente de cristal precipitándose solamente en la palma de su mano, la cual se cerró formando un puño; dicho brazo se extendió con fuerza hacia el frente conforme el dueño del mismo sonoramente combatía la tensión del aire con una fuerte exclamación lanzada al aire.

—¡Polvo de Diamantes!

La ráfaga a presión de aire congelante saldría despedida en contra de la colosal bestia, una alusión a la misma era glacial ahora envolviendo su escamosa piel, llevándola un paso más cerca a la extinción, o al menos esas serían las intenciones del hombre posado sobre una capa de hielo en medio del ancho mar. Posiblemente muchas miradas se ubicarían sobre el recién llegado, pero el las respondería solo con la suya y una expresión que indicaba fe en el porvenir, pero al mismo tiempo, una gran determinación alimentada por la furia y el deber de detener a aquella abominación a como diera lugar.
avatar
Dégel.
Nuevo


Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 22/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por EUC Selkie el Dom Dic 14, 2014 10:29 am

La bestia ahora se ha percatado de la existencia de caballeros, los cuales parecen molestarle con cada ataque , habiendo destruido ya el tercio del gran barco y hundiendo la embarcación de la guerrera de Dubhe Alfa este no duda en seguir atacando, hundiéndose y saliendo a la superficie creando grandes olas que ayudarían a abatir lo que quedaba de los navíos, los caballeros presentes no dudaron en encararlo de nuevo a pesar de su gran perdida, Nero golpeo con una gran concentración de cosmos en su puño a un costado de la gran bestia lo que provoco una marca momentánea que solo se iba desvaneciendo poco a poco, el mayor daño causado al animal fue por el “Atomic Thunderbolt” de el caballero de Sagitario que dirigió su ataque en una gran lluvia de meteoros impactando directamente sobre el tiburón el cual se vio seriamente afectado en cuanto movimiento por la corriente eléctrica que este ataque emanaba pero solo fue por unos segundos ya que lo que está muerto no puede sentir realmente, el animal comenzó a alargar su cola de una manera extraña que solo una bestia de esa naturaleza pudiera hacer, podía escucharse el rugido que este animal profesaba, la cola se alargo aun mas dejando a la vista una forma de navaja en lo que debería ser una aleta caudal.

El gran pez lanzo su cola en dirección a lo que sobraba del barco justo donde se encontraban los dos jóvenes caballeros , hubiera dado de lleno sin la intervención del santo de Aries quien al dar directamente con su Sterlight Extinction desestabilizo por un momento al enemigo cortando solo la mitad inferior de lo que quedaba de aquel barco; el escualo intento sumergirse nuevamente a la zona donde no le era posible ser dañado de nuevo pero esto se torno a solo un intento Astryd uso su técnica “espada de Odin” para elevarlo por encima de la superficie del agua dejándolo propenso a los futuros ataques, entre ellos el polvo de diamante de Degel que solo logro congelar por unos cuantos minutos el cuerpo del Escualo el cual comenzó a luchar por liberarse de la suspensión provocada por la técnica de Astryd

Daño: 9,550 -1,700= 7,850
avatar
EUC Selkie
Staff


Mensajes : 283
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Nero de Leo el Lun Dic 15, 2014 4:42 am

-Demonios...- Masculló el santo de plata observando a aquella bestia. No pudo evitar descargar su frustración al dar un golpe fuerte contra la pared más cercana. ¿Es que en serio no hacia tanto daño a la misma?

Aquel rugido sería algo que se grabaría en lo más profundo de sus memorias. ¡No podía significar nada bueno! -Debes estar jodiendo- Comenzó a correr fue entonces que aquella bestia blandió la cuchilla mortal elevando más las aguas. Quizá pudo haber puesto atención a las palabras de la diosa guerrera y terminar muerto ahí mismo.

No obstante estuvo más enfocado en ejecutar un largo salto para evitar ser víctima de aquella cuchilla. Sintió como pedazos del barco mismo saltaron hacia su persona debido a la misma fuerza así como el agua golpearle con una velocidad impresionando.

Aquello ocasionó que el de cabello albino perdiese el equilibro terminando caer nuevamente de costado y rodar... Se apoyó sobre una rodilla y fue cuando escuchó un rechinido que no significaba nada bueno. Parte del mástil venia hacia él. Elevó con fuerza su cosmos nuevamente y todo pareció paralizarse en un breve momento, podía ver con claridad todo... Comenzó a moverse a la velocidad del sonido, de aquella manera el pesado obstáculo cayo a espaldas suya. El santo de Perseo ejecutó un ágil saltó, no pretende hundirse junto con la nueva parte que ahora comenzaba a ser devoradas por las aguas ahora teñidas de carmín, cuerpos inertes (y uno que otro que luchaba en vano por mantenerse a flote) trozos de madera y de muebles del mismo barco.

¡Dos cosmos nuevos! Todo sucedía con rapidez que apenas si alcanzaba a procesar toda la información. La figura de aquel inmenso tiburón se elevó en los aires y no por voluntad propia. Nero aterrizó justo a un lado del santo de Aries. Su cosmos se alzó una vez más, el portador de la armadura de plata cerró los ojos concentrándose.

Nuevamente, fue capaz de divisar las estrellas, el basto infinito, aquel cosmos tan hermoso. Apretó con fuerza su puño. La constelación de aquel héroe mítico bajó. Su concentración fue tan enorme y su cosmos se expandió con fuerza formándose un remolino del mismo. ¡No tenía por qué dudar! la duda solo acarreaba miedo, y los miedos debilidades... -... elevare... elevare mi cosmos hasta el infinito- Se dijo en un murmullo. Por fuerza de voluntad más que nada movió el brazo diestro tragándose el dolor al hacerlo. Colocó el mismo de manera vertical mostrando su escudo, en el cual yacía grabada la cabeza de aquel ser mitológico al que Perseo dio muerte: Medusa. -Letal ray!- Aquella carga cósmica se centró en el escudo, abriendo la medusa los ojos, mismos de los cuales emergió un enorme rayo verdoso que se dirigió con toda velocidad hacia el enorme pez esperando petrificarle aunque sea por un mínimo instante.

Si aquel hielo no había durado mucho en sus pútridas escamas, mucho menos la piedra, su poder es inferior en comparación a aquellos sujetos enfundados en armadura dorada. Sin embargo, no pretende darse por vencido tan fácilmente y continuaría luchando, hasta que su cosmos termine por extinguirse.

A lo lejos, una triste melodía podía escucharse, no era tiempo para detalles similares… además… además de que el de plata tenía suficiente con el macabro cantico que el sonido de las olas y los gritos de terror de los pasajeros, le brindaban…
avatar
Nero de Leo
Santo de Oro


Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 21/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Eridan de Aries el Jue Dic 18, 2014 7:04 pm

La situación te tornaba algo desesperante había tantas personas gritando fuertemente la situación pintaba un color oscuro para aquellos humanos, sabía que ayudarles a todos sería muy difícil aunque no estaba solo en el encuentro, muchos aliados estaban allí, esperaba que justo cuando ese encuentro finalizara pudiera ayudar a todos los sobrevivientes, si es que aun quedaba alguno, esperaba que los pasajeros que ahora luchaban por sus vidas se mantuvieran a flote el tiempo necesario para darle fin al asunto, sabía que seria difícil pero en ese momento no podía ayudarles sus vidas seguirían corriendo peligro con esa cosa rondando en las aguas.

El fuerte oleaje provocado por la caída del tiburón había tenido un efecto en Eridan quien se tambaleo un poco pero se mantuvo firme en su posición observando como el santo de plata que estaba allí aterrizo a su lado cuanto este elevo su cosmo el santo de Aries lo hizo de igual forma mostrando el gran y resplandeciente color dorado de su cosmo, sonrió al mirar de reojo al plateado, de alguna forma se asemejaba a el mismo, pensó en que había una época en la que el también tenia ese espíritu tan lleno de energía, se estaba distrayendo un poco, tenía en mente no prestarles atención a los demás mientras la situación fuese un tanto inusual, pensó en hablarles o como acción mínima mirar a los que luchaban allí, sin embargo el único que lo hizo mirarle fue el santo de Perseo, tal vez porque estaba cerca y aprovecharía esa oportunidad para apoyarle en su intento por golpear al monstruoso animal.

-Vamos Caballero de Perseo.- Se limito un poco en sus palabras solo para no distraer a su compañero, mientras este cargaba su cosmo en su escudo Eridan optaría por su técnica principal aquella que a su parecer era la más fuerte que poseía, un gran vendaval se comenzó a formar alrededor de Aries prosigue a elevar su mano apuntando al gran lienzo que adornaba el cielo dirigiendo su cosmo energía a su mano derecha, de un solo movimiento la baja.

-Revolución de Polvo Estelar.-  dejo salir de su mano a gran velocidad una inmensa lluvia de meteoritos, combinando su técnica con la del santo de plata esperando que su técnica resultara efectiva.
avatar
Eridan de Aries
Santo de Oro


Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 25/08/2014
Localización : Tierritorio Atheniense

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Astryd de Dubhe Alfa el Vie Dic 26, 2014 8:38 pm

Todo parecía estar saliendo conforme a los planes de la pelirroja que ahora tenia una base donde sostenerse sin necesidad de un barco, el hielo creado a su alrededor le permitía tener un terreno mas fijo por donde moverse, así mismos sacar a la bestia del agua con ayuda de su técnica le permitía inmovilizar por un momento a la gran bestia mientras sus compañeros se encargaban de darle con todo, pero la técnica de Astryd no duraría mucho, mantener tanto peso con uso de su cosmos comenzaba a cansarle, nunca antes había realizado por tanto tiempo su "espada de Odin" ni mucho menos había lidiado con masas tan grandes como la que se enfrentaba, debia buscar una manera de resistir a un mas.

A Astryd se le ocurrió algo que podría funcionar, ahora que la bestia estaba un poco congelada y bajo el efecto petrificado de el caballero de Perseo, ella liberaría a la bestia de su tecnica a la vez que cargaba su cosmos en una gran explosión su cosmos congelante le ayudaria tomando hielo del terreno que habia formado solo para darle una punta filosa como si fuera una lanza, no habia tiempo de perfeccionarla pues estaria contando con la caida del animal y eso solo le daba unos pocos segundos, con el pedazo de hielo en sus manos concentro energia en estas y corrio a velocidad mach a alcanzar al gran tiburon antes de que se volviera a undir, cuando estuvo cerca clavo el pedazo de hielo sobre el lomo de el escualo, dio un gran salto flexionando sus rodillas solo para usar la fuerza acumulada de la caída sobre el gran hielo ahora clavado sobre el lomo de la bestia, clavandola aun mas profundo, eso lastimaria o buscaría al menos hacerlo ahora que se daba cuenta que no cualquier cosa podria detenerlo, y asi al menos causaria una distraccion y ella se volveria el blanco de la bestia para que los demas atacaran
avatar
Astryd de Dubhe Alfa
Dios Guerrero

Dios Guerrero

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 18/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Dégel. el Dom Dic 28, 2014 11:05 am

La sinfonía de un grupo de violinistas en conjunto de los alaridos de terror de aquellos que se aferraban a la vida; sencillamente la orquesta perfecta para tan taciturna puesta en escena, donde sus protagonistas seguían aferrandose a la esperanza de alcanzar el triunfo, mientras que el antagonista no estbaa si quiera consciente de la gran imagen de la que formaba parte, siendo guiado solo por su instinto de matar para existir. La mera presencia de esa abominación en cualquier parte del mundo era simplemente un error por parte de la naturaleza.

«…¡Maldición! Por más que lo atacamos no parece que vaya a sucumbir pronto. Aún así, mi deber como caballero de Atenea es hacia las personas por las que ella tanto se preocupa. Si no podemos vencer a esta criatura antes de llevar a estos inocentes a un lugar seguro, entonces habré de conseguirme algo de tiempo... unos 20 o 30 años…»


El par de umbrales que servían como ventanas al exterior ubicados en el rostro de Dégel fueron tapados por una cortina de piel cada uno, permitiendole dejar de atestiguar por unos segundos el terrible show que había causado aquel inmenso depredador. Pero la trágica sonata de la muerte y desesperación todavía podía ser percibida por sus oídos, alimentando su rabia, su frustración, pero más importante que todo eso, su cosmoenergía.

A medida que el cosmos del santo de Acuario se manifestaba a su alrededor, la temperatura del lugar decrecía considerablemente; el estrecho helado sobre el cual estaba de pie iniciaba un proceso de expansión, reclamando como suyo la superficie acuática sobre el cual se manifestaba, conquistando de esa manera el terreno de combate del enemigo. Y aún así, no podía compararse a la energía gélida que ahora reposaba en su diestra, la cual iba acumulándose más y más, siendo representada por un intermitente juego de luces color cyan que iban acumulándose en una sola, aprovechando casa segundo valioso que sus hermanos caballeros le habían obsequiado con tanto ahínco. Ergo, era hora de retribuirles por su esfuerzo.

— ¡Ataud de Cristal!

Aprovechando que la bestia había vuelto ya a sus dominios, el caballero dorado aprovecharía lo fácil que le
resultaba congelar el agua para encerrarle en una prisión de la que esperaba no fuera a salir nunca. Jamás había manifestado su poder en un area tan grande, pero difundir su frígida cosmoenergía a travéz del medio marítimo sobre el cual se encontraban, facilitaría esa proeza.

Luego de recibir el ataque propiciado por la Diosa Guerrera de Dubhe Alpha, solidos muros de hielo delimitarían el curso por el cual el tiburón podía moverse. Una prisión tridimencional con una temperatura de menos 273 grados celsius. Aún si por alguna retorcida ley fallida de la naturaleza, la criatura era incapaz de congelarse, el agua a su alrededor definitivamente debía seguir siendo sujeta a los efectos de su técnica. Irónico. El medio que le servía para desplazarse a donde quisiera y matara lo que se le antojase, ahora sería la razón por la que estuviera confinado.

— Eso debe mantenerlo quieto lo suficiente como para que pueda llevar a estas personas a un lugar seguro. No hay necesidad de agregar más carmesí a estas aguas — Diría para posteriormente acercarse a los remanentes del barco y ayudar a los afortunados sobreviientes a cruzar por el sendero de cristal que se había creado por sobre el agua luego de su brusca manifestación de cosmoenergía. Quizás no pudiera protegerles ya de un fuerte resfriado, pero quería pensar que eso justificaba el no convertirse en carne muerta atorada en los dientes del ahora recluso depredador.
avatar
Dégel.
Nuevo


Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 22/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por EUC Selkie el Vie Ene 02, 2015 11:53 pm

Los ataques de los guerreros estaban dando efecto como era de esperarse, Nero logro realizar un ataque en conjunto con el caballero de Aries, al igual el ataque del caballero de Sagitario, que lanzo su electrizante tunder bolt cuando la guerrera de Duphe Alfa aun mantenia a la gran vestia en el aire con ayuda de su tecnica "espada de Odin" que aun lo mantenia recluido de su entorno, la diosa guerrera logro clavar el pedazo de hielo en el interior del depredador el cual caia subitamente a la gran estructura que se habia usado como suelo firme, el ataud de cristal fue el ultimo ataque recibido por el escualo el cual permanecio inmovil por unos minutos, permitiendo a la gente de barco escapar rapidamente, pese a que pareciese que todo habia terminado era solo el comienzo.

La gran bestia comenzo a quebrar el ataud de cristal que el santo de Acuario habia logrado ejecutar con exito, como bien se menciono, no se puede detener a quien no siente dolor, un gran rugido por parte de el tiburon termino por romper el hielo que lo prisionaba, moles de pedazos se esparcieron a gran velocidad a todas direcciones, lo que en un principio habia sido un tiburon ahora habia cambiado, ahora tenia unas grandes y gruesas extremidades, las aletas laterales habian desaparecido, la cola de este se habia alargado mostrando unas filosas navajas en ellas, pareciendo mas grande de lo que en un principio era; la bestia miro a los guerreros con esos ojos oscuros, sacudio la cabeza con fuerza emitiendo ese gran rujido, al momento de abrir su boca miles de dientes afilados se lanzaron en direccion a ellos

Daño: 7,850-1850= 6,000
avatar
EUC Selkie
Staff


Mensajes : 283
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Nero de Leo el Jue Ene 08, 2015 12:29 am

Dejó escapar un ligero jadeo, mientras sostenía su antebrazo diestro con fuerza y un mohín de dolor se dibujaba en sus facciones. Al respirar podía percatarse una ligera y pequeña nubecilla de niebla producto del frio que ahora yacía en el sitio.

Miró al albino que estaba a su lado...  Chasqueo la lengua, de alguna manera se sentía inferior a aquellos quienes combatían a aquella bestia. Aunque bueno, no era para menos, no tenía bastante entrenamiento tampoco.

La sorpresa no tardó en dibujarse en su rostro al escuchar como el grueso hielo comenzaba a agrietarse - ¡DEBES ESTAR JODIENDO!- ¿Qué es lo que tenían que hacer para derrotar a esa bestia?

-¡¿Es que nada puede detenerle!?- Pero no era todo, para su maldita sorpresa aquella abominación muto... ¡Carajo! la situación había empeorado.

Aquellos proyectiles...

Nero simplemente dio unos cuantos pasos hacia su izquierda dejando pasar unas cuantas cuchillas, otras más las desviaba de su trayectoria haciendo uso de su escudo sin evitar maldecir por lo bajo ya que con cada movimiento el brazo le hostigaba...

Aunque algo le hizo caer sobre su espalda. Uno de aquellos filosos dientes logró rozarle el brazo izquierdo produciendo un corte un tanto profundo. El rojizo líquido no se hizo de esperar de aquella herida y con pesadez y molestia se puso en pie de un solo brinco.

Miro fijamente a aquella bestia... Solo había una manera de lograr golpearle eficazmente y sin hundirse en el proceso, y esa era deteniéndole un breve momento ¿pero sería capaz de petrificarle el tiempo suficiente para  que los demás atacasen?

Debía intentarlo.

Pero para ello debía alzar su cosmos con mucha más intensidad que lo había hecho. Atrajo los brazos hacia adentro  cerró los ojos concentrándose enormemente, fijando su blanco. La constelación de Perseo nuevamente se dibujó en su mente y fue capaz de divisar el cosmos infinito, mismo que se manifestó en su cuerpo en un haz de luz verdosa. Explotó su cosmos al máximo, nuevamente aquel monstruo que residía en su escudo abrió los ojos y descargo un potente rayo esmeralda que se dirigió con gran velocidad y fuerza hasta el acuático ser. - Mírala a los ojos, maldita sea....-  Separó las piernas para poder plantarse un poco mejor, aplicó más fuerza con su mano izquierda, mientras que fruncía el cejo y emitía la mayor cantidad de cosmos que le era posible a su ataque nuevamente.--¡¿Si el letal ray funciona de nuevo, tendremos aunque sea otra pequeña oportunidad de asestarle unos buenos golpes...-
avatar
Nero de Leo
Santo de Oro


Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 21/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por EUC Selkie el Sáb Ene 24, 2015 2:04 pm

Spoiler:
Off: si no les molesta, aceleraremos esto, 24 horas después de mi respuesta, quien este, esto de modo que se pueda avanzar mas rápido

La gran bestia había mutado, ahora se había vuelto terrestre como si se adaptara rápidamente al terreno de batalla ahora que se encontraba en desventaja fuera del agua y con una enorme masa de hielo como suelo, una especie de isla era la que se había logrado formar tanto por el cosmos de Astryd como la gran técnica de hielo del caballero de oro de cosmos helado, todos habían hecho un magnifico trabajo combatiendo a la enorme bestia pero no parecía ser suficiente, ahora con extremidades se movía mucho mas rápido, los grandes dientes que ahora fungían como afiladas dagas atravesando lo que se les pusiera en frente sin duda se había convertido en lo mas peligroso de la gran bestia Astryd intento cubrirse con su armadura había quedado demasiado cerca de su enemigo al haber ejecutado su ataque con el gran pedazo de hielo como estaca, un error que le costaría demasiado, sin embargo el caballero dorado de Acuario se movió rápidamente al ver la desventaja de esta, acelerando el paso se puso al frente de Astryd y Nero antes de que pudieran reaccionar, levanto las manos hacia en frente elevando su cosmos con mayor intensidad, una aurora dorada se enmarco en el, mostrando el gran potencial que el caballero como uno de los mas poderosos al servicio de Atena debía tener ; Degel de acuario ejecuto su pared de cristal de modo que pudiera amortiguar todas aquellas estacas afiladas se dirigían a ellos.

Entendía lo que tenia que hacer, su deber para con Atena, el fin de detener toda muerte en esta tierra justo como su diosa lo querría, había fallado una vez al no estar a su lado cuando mas lo necesitaba, no volvería a suceder.

Degel se concentro por un momento, la energía que este comenzaba a emanar no era normal, la cosmo energía que ahora se sentía era descomunal como nunca antes de habia sentido en el, cerro los ojos unos segundos mientras Nero planeaba ejecutar su próximo ataque con su escudo nuevamente, el joven Perseo había logrado canalizar toda su energía en su escudo, sin duda lograría paralizar a la gran bestia marina mezclado con Sora con su ataque atomic tunderbolt logro que la bestia emitiera un rugido tan fuerte como nunca antes lo había hecho, se paralizo como Nero y Sora lo habían planeado, mientras que Degel se disponía a concentrar todo su cosmos para ejecutar una vez mas su ataúd de cristal, la confianza de haber derrotado a la gran amenaza comenzaba a mostrarse en los rostros de los presentes, confianza que cobraría una factura en las lineas de los santos.

La cola de aquel colosal anima aun seguía viva, comenzó a moverse rápidamente como un látigo, Degel se encontraba concentrado confiado en que sus compañeros le respaldarían pero esta vez no fue así

La cola afilada de la Bestia atravesar a Degel por el pecho, le hizo respingar de dolor y salir de su concentración, su mirada por un momento incrédula observo a la gran bestia y luego a sus compañeros, fue el momento en el que entendió que debía hacer

-Fue un placer luchar a su lado, Astryd gracias por su hospitalidad, Nero llegaras a ser un gran caballero algún día, Sora no te rindas, Eridan protege a Atena - respondió Degel con la calma que siempre le caracterizo

Aun con las fuerzas que le quedaban, de igual manera concentro todo su cosmos, el calor se sentía a su alrededor, un calor que comenzaba a congelarse conforme avanzaba los segundos,al rededor comenzaba a aparecer una neblina, el aire comenzaba a congelarse de una forma descomunal, las aguas continuaban congelándose aun mas aya de donde estaban los santos peleando, Degel de acuario levanto los brazos con la fuerza que le quedaba, abrió sus piernas buscando mayor firmeza, aun con su herida mortal podía verse de pie con una determinación inigualable, entrelazo los dedos de cada mano, el aura dorada del santo comienza a formar su constelación regente, una gran acumulación de energía comienza a formarse entre sus manos, la cual con un gran grito

-EJECUCIÓN DE AURORA!!!!!-logra liberar toda su energía en ese ataque dirigido a la bestia que se encuentra paralizada

La Bestia recibiría todo el impacto de su ataque sin poder hacer mas, todo su cuerpo comenzaba a cubrirse de hielo, Degel una vez mas como era de esperarse había llegado al zero absoluto en su técnica, una ves ejecutada sin mas el santo de acuario callo al suelo, dejando una mancha carmesi en la blancura del hielo, el santo de Oro había dado su vida por vencer a la bestia la cual era seguro que aun no moría
avatar
EUC Selkie
Staff


Mensajes : 283
Fecha de inscripción : 21/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Nero de Leo el Dom Ene 25, 2015 7:19 pm

-¿Estas de joda? no soy idiota, si lo suelto, nos mata- Exclamó en respuesta el santo de Perseo para el de sagitario al escuchar su propuesta.  

La fuerza generada entre ambos santos sin duda, era enorme... Pero algo dentro del peli plata le hizo saber que aquello no iba a bastar. Si con el ataque del otro albino y el santo "que maneja el hielo" junto con la chica pelirroja, no habían logrado vencerle algo así no le detendría.

Y sus sospechas fueron corroboradas cuando con horror miro aquellos proyectiles dirigirse hacia ellos... No podría evadirlos, no había tiempo para parar su técnica y de lanzarse a esquivar las mismas el rayo seria desviado pudiendo petrificar erróneamente a alguien. Afortunadamente el santo de acuario tuvo una solución al ataque, pero aquello no duraría demasiado, al sentir como la cola del enemigo atravesó aquel hielo, Nero tuvo que retroceder unos cuantos pasos debido a los pedazos que el mismo arrojo, pensando que el de oro eludiría rápidamente.

-¡No! ¡No es posible!-  ¿Por qué? ¿Por qué nuevamente tuvo que ver como alguien moría en su defensa? Apretó con fuerza los puños, el frio aumentaba cada vez más, debido a la técnica de Astryd (cual agradecía el santo de plata ya que tenían un terreno "firme" en donde mantenerse) y a la ejecución de aurora de Degel. De sus labios escapaban ligeras y esporádicas nubecillas de vapor. ¡No hay tiempo para llorar! Sabe que hay sacrificios de por medio.

Empuño la mano nuevamente con la energía arremolinándose violentamente en la misma, dio un ligero salto y lanzo la carga al suelo donde se encontraba, de dicha manera tendría mucho más impulso para hacer algo que seguramente parecería impulsado por la locura. Su cosmos ardió con más fuerza que nunca, la constelación de Perseo se dibujó tras suyo y las estrellas que formaban la misma parecieron dirigirse a su escudo. Una vez más aquel rayo petrificante se dirigió contra la bestia aunque ahora aprovecharía para utilizar la velocidad de la caída y fuerza de la misma. ¡Si le tenían quieto más tiempo podrían volver a utilizar sus mejores técnicas! y eliminarle de una buena vez por todas. Pero simplemente, esa jodida bestia parecía no tener fin.
avatar
Nero de Leo
Santo de Oro


Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 21/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Astryd de Dubhe Alfa el Mar Feb 10, 2015 6:56 pm

Astryd tras haber ejecutado su ataque con una gran estaca de hielo había quedado demasiado cerca de la bestia que al parecer había sido presa de los ataques de sus compañeros, sin embargo ella no esperaba que la bestia saliera tan rápido de aquella prisión, lanzo grandes pedazos de dientes afilados lo que hizo que intentara defenderse con solo su armadura, la característica de esta era la resistencia que tenia por su herencia mitológica, sin embargo solo una cuantas le alcanzaron ya que Degel había creado su muro de cristal capaz de resistir las embestidas de aquellos dientes que habían sido lanzados con gran fuerza.

La pelirroja debía tomarse las cosas en serio, había usado poco su cosmos y había actuado con inteligencia y táctica pero eso no parecía ser suficiente para la amenaza que se encontraba ahora en la gran plataforma de hielo que ella y Degel habían creado , estaba por mas agradecida por la ayuda que Degel habia proporcionado, eso daria tiempo a que se concentrara para lanzar su ataque mas fuerte que tenia en su repertorio, pero esta técnica requería de gran concentración ya que concentraba gran parte de su cosmos en un solo ataque, ella solo imagino que tendría el tiempo suficiente mas no fue así, el ataque de la bestia le tomo por sorpresa, comenzaba todo a correr en cámara lenta o eso es lo que sentía la pelirroja al ver la cara de sorpresa de su aliado el caballero dorado, aquel que había sido el primer caballero aliado que conocía,sin duda su corazón le había dado un huelco tan repentino por la sorpresa, era tiempo de ponerse serios, Astryd había sido entrenada arduamente durante 10 años como para ser vencida por una gran bestia, miro a los ojos a Degel cuendo este le agradecio la hospitalidad y cuando realizo su ultimo ataque antes de morir -"tu muerte no sera en vano amigo mio" - se prometió a si misma y a el internamente

Nero realizaba nuevamente su ataque de la gorgona en un intento de paralizar de nuevo a la gran bestia y Sora se encargaba de concentrar su cosmos en una flecha lo que le dio gusto a la diosa guerrera pues en ese momento se había dado cuenta que aquel joven tonto que había llegado a Asgard había crecido en esa batalla, Astryd por su parte comenzó a elevar su cosmos, una aura azul comenzó a emerger de ella y rodear le. la nieve a sus pies comenzaba a ceder lentamente dejando unas grandes marcas a causa de la energía emanada de la diosa guerrera, una gran esfera de color carmesí comenzó a rodear la mientras ella juntaba sus manos concentrando todo su ser en ese único y casi mortal tecnica la cual consistiría en juntar casi toda su energía, un gran dragon bisefalo comenzó aparecer detrás de Astryd la constelacion regente de la pelirroja la cubria, el gran dragon de dos cabezas ahora estaba juntandolas e hizo un ademan como si intentara rugir, la figura se lanzo sobre el tiburon a gran velocidad, cuando este abrio la boca la esfera carmesi que Astryd había acumulado fue lanzada a gran velocidad justo al tiempo que el caballero de Sagitario había lanzado su flecha, la esfera comenzó a enrollarse en la estela que la flecha aliada avanzaba uniéndose en un solo ataque al momento de impactar con la bestia, la esfera creo una gran explosión al tocar su objetivo como lo haría cualquier misil al llegar a punto.

Astryd se encontraba agotada con dicha técnica, esperaba que ahora el ataque en conjunto con sus aliados diera resultado esta vez, ella por su parte callo de rodillas en la nieve intentando reponerse de dicha técnica y gasto de energía

avatar
Astryd de Dubhe Alfa
Dios Guerrero

Dios Guerrero

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 18/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las bestias del inframundo , muerte y desolación (III)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.