Últimos temas
» Free Download Metaheuristics For Hard Optimization Pdf Viewe
Lun Oct 10, 2016 11:16 pm por ysbesyre

» Little Failure Gary Shteyngart Epub Format
Lun Oct 10, 2016 4:08 am por ysbesyre

» saint seiya la leyenda continua
Mar Dic 08, 2015 2:54 am por Invitado

» Central de misiones 3.0
Lun Nov 16, 2015 3:50 pm por Azor Ahai EUC

» Prologo -Capitulo 4- Actualmente
Lun Nov 16, 2015 3:27 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Avatar
Dom Nov 15, 2015 7:38 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Armaduras
Dom Nov 15, 2015 9:07 am por Azor Ahai EUC

» Censo octubre 2015
Dom Nov 15, 2015 9:05 am por Azor Ahai EUC

» Arrasando con la base enemiga (LIBRE)
Jue Oct 29, 2015 11:38 am por Hyperion de Ébano

» La efímera luz de la destrucción *Visto*(Privado: Saga)
Lun Oct 12, 2015 9:24 pm por Phebe el brillante

» La cruz en tu camino
Jue Sep 10, 2015 9:48 pm por Jerico de cruz del sur

» Austenland {Cambio de botón - Elite}
Lun Ago 31, 2015 10:39 pm por Invitado

» llega un nuevo Santo de bronce
Miér Ago 26, 2015 11:11 pm por Ryuko de Pegaso

» Game Threads → Garuda.
Sáb Ago 22, 2015 10:34 am por Suikyo de Garuda

» Y por si fuera poco ahora son dos ( Capricornio y Sagitario)
Vie Ago 21, 2015 10:46 am por Hikari de Cuervo

historia
HISTORIA
Li Europan lingues es membres del sam familie. Lor separat existentie es un myth. Por scientie, musica, sport etc, litot Europa usa li sam vocabular.

Li lingues differe solmen in li grammatica, li pronunciation e li plu commun vocabules. Omnicos directe al desirabilite de un nov lingua franca: On refusa continuar payar custosi traductores.
Administracion
Nombre Apellido
Nombre Apellido
Nombre Apellido

El último paso (Altea)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El último paso (Altea)

Mensaje por Florence de Wyvern el Mar Oct 28, 2014 12:03 am

Música:
Por favor...

Un hombre estaba en un cuarto del castillo Heinstein. Sin embargo, el cuarto no estaba en sus condiciones normales, todo estaba destrozado, varios rayones de sangre que decían auxilio, golpes en las paredes que tenían la forma de un rostro.

A pesar de todo ese desastre un hombre estaba sentado y algo nervioso escribiendo un diario, mientras que con su mano libre cerraba apretaba un especie de medallón con fuerza. Era Florence, pero se veía sumamente distinto de como normalmente estaba, estaba nervioso pero sus ojos no transmitían locura, sino pureza. Y ese lugar era su cuarto, una zona a la que nunca nadie ha entrado más que él.

Florence Weiss escribió:
27 de agosto

-Querido diario. Como siempre, tengo una hora para escribir antes de volver a perder total control de mis acciones, pero no sé cuanto más pueda durar eso. Aquel que se hace llamar Trollence conseguirá un poder que raya más halla de lo imaginable...temo porque pueda ser más poderoso que nunca...¿Seguiré existiendo después de eso? Creo...creo que al menos un poco, pero esta hora a la que tengo acceso quizás se vuelvan minutos...segundos. Durante este diario, he hecho una petición, que me maten, que me maten sin dudar para parar este sufrimiento, sin embargo, nadie lo ha leído. Pero ahora temo que eso sea imposible, el monstruo liberará por fin su más grande fuerza... Y ahora temo por lo peor. Si yo dejo de existir...si yo dejo de ser ese limite... temo por mi familia, ese limite que siempre ha existido, temo que por fin pueda cruzarlo... Lo siento, en serio lo intenté, en serio intent...*borroso*

Florence Weiss (Siguiente página) escribió:Una vez más, mis lagrimas no me dejaron continuar con una hoja. Carajo...Lo peor de todo, es que sé que Trollence lee esto, y se ríe, se ríe de mí, ve esto como una comedia de tortura...espera..."

El hombre notó que su puerta había quedado abierta, y alguien venía. Si tenía suerte podría pedirle a esa persona que lo mate en este momento, pero de repente perdió el control de sus brazos y sus pupilas se dilataron unos momentos

-¿Que acaso quieres ser travieso? Pórtate bien como un fiel sabueso

Por un leve momento dejó de ser el mismo y cerró con fuerza la puerta antes de que esa persona pudiese entrar. Sin embargo su mano no se movía, no podía ponerle seguro a la puerta, al contrario, intentaba abrirla

-Esta es mi oportunidad demonio...AYUDA...¿De qué estás hablando? ¿Y porqué tu boca no estás cerrando? BASTA, BASTA...si no es ahora será demasiado tarde...¿Acaso no lo puedes comprender? Aun ahora tengo demasiado poder...

¿Locura? Si, mucha, mucha locura, así como también confusión para esa persona que pasaba por la habitación y la ruidosa voz del espectro retumbaba por la puerta
avatar
Florence de Wyvern
Espectro


Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 28/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Altea de Alraune el Mar Oct 28, 2014 1:12 am

La batalla contra los dorados y generales marinos en general fue divertida, pude desahogarme por mucho con algunos de los santos de plata y bronce que como si fueran pinos de boliche cayeron uno a uno en aquella épica batalla, realmente no era el plan inicial puesto que básicamente nosotros no teníamos que hacer en esa contienda lo sabia perfectamente pero aparentemente eran ordenes directas de Pandora y siendo de esa manera era algo que no se podía dejar pasar así, esa contienda dejo varios heridos y a mi me había dejado realmente agotada por lo mejor para mi era descansar en el castillo Heinstein como la mayoría de los espectros que de alguna manera se habían ganado un lugar en este castillo

Me dirigía a mi habitación cuando escuche mucho ruido en la habitación que estaba frente a mi con la puerta abierta, ese cuarto era de Florence para lo que me importaba realmente, seguía sin caerme bien pero de una u otra forma tenia que aguantarle aunque bien sabia que cuando me colmaba la paciencia tenia que alejarse de mi si no queria recibir un golpe en la cara por parte mía, afortunadamente para el no había llegado a suceder algo así, pero a decir verdad la curiosidad comenzaba a invadirme, así es tal cual un gato y era seguro que tuviera la misma suerte que con el famoso dicho con el aclamado felino, sabia que me arrepentiría de hacerlo pero ya estaba caminando en dirección a esa puerta abierta que de un momento a otro se cerro apenas había llegado, pensé que era un maleducado pero que se podía esperar de aquel bufón de pacotilla pero realmente no se había cerrado la puerta por completo, parecía que estaba forcejeando con alguien mas lo que me alerto, después de todo los invasores estaban a la orden del día y siendo que nosotros habíamos invadido ya tierras ajenas no estábamos libres de recibir lo mismo asi que empuje con todas mis fuerzas la puerta para ver que es lo que estaba sucediendo pero solo estaba Florence lo que hizo que me molestara

- esto acaso es otra de tus estúpidas bromas? - exclame con molestia

- no tengo tiempo para algo tan absurdo como lo que quiera que estes intentando hacer para llamar la atencion, pudiendo haber un ataque verdadero y tu jugando a "Predrito y el lobo"- respondi de nuevo con molestia

Bien podria haber dado media vuelta y marcharme con ese enojo en mis adentros pero algo realmente me impedía irme así nada mas, quizá debería escuchar por una vez lo que tendría que decir Florence esperando que fuera algo coherente y no solo sus estúpidas rimas
avatar
Altea de Alraune
Espectro


Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 10/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Florence de Wyvern el Mar Oct 28, 2014 11:52 pm

El hombre se estaba destruyendo por dentro. Su lado conocido como Trollence, desde que se había vuelto un espectro había mantenido casi todo el control de su cuerpo, pero ahora, el día de hoy era diferente, él propietario original del cuerpo se sentía más poderoso, más motivado, y se le complicaba a su lado psicótico mantener control y para el colmo de los colmos, Altea llegó a la habitación

-"No...TU NO"...Claro que no estoy bromeando, es solo que para una obra estoy actuando. Tengo mucho que ensayar...UGHHHH....mat...a... (se da a si mismo un golpe en el estomago) y mucho papeleo que organizar. Asi que no quiero molestarte...HERM...AYUD... así que sería mejor si solo pasas a retirarte.

El cuerpo de Florence se veía tembloroso y una parte de su rostro se veía nerviosa y preocupada, pero curiosamente la otra se veía con su semblante alegre y enfermizo. Ciertamente era sumamente raro verlo en esa condición, por lo que sabía que fomentaba sospechas en aquella mujer que una parte de él no quería nunca volver a ver.

Sin embargo, cuando Trollence sintió que recuperaba algo de su control, de reojo vio algo que tenía en su mano. Era un medallón que sostenía con fuerza, y simplemente negó con su cabeza algo nervioso, mientras que de la nada comenzó a asistir con ella

-¿En serio a algo así te quieres atrever? ¿Acaso no recuerdas como ella ya no te quiso ver? ¡Todo lo arruinarías! ¡Es por eso que no te entrometerías!...Con tal de verte muerto...no me arre...pen...¡¿No puedes callarte?! No sé cómo no he podido matarte...!!!

El hombre vio que su mano soltó un especie de medallón de su mano, sin embargo, de forma rápida reaccionó y lo ocultó pisándolo con su pie. El hombre, todavía con sus expresiones faciales partidas a la mitad, volteó a ver a la mujer y simplemente dejo salir una leve risa nerviosa.

-bueno en otras cosas muy importantes me estoy ocupando, así que sería mejor si se estuviese largando...no te vay....Adosín

El hombre tomo la perilla de la puerta, e intentó extenderla para darle señal a Altea de que se vaya del cuarto, pero le resultaba un tremendo esfuerzo, por lo que solo la entre abrió, y se mantuvo expectante a la respuesta de la chica mientras tenía un tic nervioso
avatar
Florence de Wyvern
Espectro


Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 28/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Altea de Alraune el Vie Oct 31, 2014 12:49 am

Había entrado a la habitación de Florence solo para encontrarme con que estaba hecha añicos y el parecía solo estar jugando lo que me había hecho molestar demasiado, y se lo había hecho saber en su momento gritándole en la cara, creí por un momento que estaría bajo un ataque pero resulto ser el nada mas hablando entre líneas lo que me callo de extraño, si bien siempre había visto a un florence un tanto loco no lo había visto desvariar tanto, lo que fuera de cada quien el y sus rimas siempre eran directas, salvo esta noche

-¿Así una obra? No te creo, en dicho caso ¿para quien seria?-comencé a indagar no me estaban cuadrando sus palabras , podía jurar en esa primera frace pedía que se le matara, no me estaba agradando para nada esto, Florence podía ser demasiado fastidioso, no me caía del todo bien pero al final de cuentas no podía dejar de ser mi compañero, vi como se golpeo el estomago a si mismo, el no acostumbraba a hacer eso, lo que me alerto aun mas y me obligo a desconfiar en sus palabras

Podía ver que se había puesto nervioso pero no solo eso su mirada reflejaba preocupación algo muy diferente a lo que mostraba su rostro y actos en general, no era tonta y podía ver lo que sucedia, quizá estaba bajo una especie de control de algún enemigo cercano, no podía levantar sospechas asi que decidí simplemente seguirle el juego para llegar al fondo de esto

Escuche las palabras de Florence mencionaba que estaba ocupado dirigiéndose a la puerta con intenciones de abrirla para que yo me retirara, pero solo se quedo en eso intenciones, mantenía la mano en la perrilla pero no hubo mas reacción, el seguía hablando entre líneas esta vez pidiendo de una manera distorsionada que me quedara, si eso no era una petición de auxilio entonces no se que era ,mi rostros solo mostraba incredulidad ante lo que estaba sucediendo, enarque una ceja y luego sonreí ya había tomado una decisión

-No, no me iré prefiero ver esa actuación para esa obra que parece que tanto esfuerzo has tomado por interpretar así que...- me encamine hacia el interior levantando una de las sillas que estaba tiradas la acomode y me senté en ella – adelante muéstrame todo lo que has preparado, responde ante el publico que aclama tu actuación - esperaba tener tiempo, el querer “ver su actuación” como si realmente le hubiera creído me daría la pauta para investigar mas que es lo que estaba sucediendo en realidad, si bien parecía ser una tonta o despistada que se tragaba todas las mentiras estaban equivocados, había crecido rodeada de gente hipócrita y vacía en mi infancia y yo estando harta de eso había aprendido a reconocer cuando era verdad y no lo que me decían aunque no podía asegurar nada con este maestro del engaño
avatar
Altea de Alraune
Espectro


Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 10/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Florence de Wyvern el Vie Oct 31, 2014 11:33 am

Música:
Ghostly theatre


-Mi...¿mi actuación quieres ver? (su tic nervioso se intensifica) Porque no agarras el guión y ves por donde te lo puedes met...

Sin embargo, el hombre antes de seguir con su oración sintió un fuerte dolor punzante, no podía más, estaba perdiendo por completo su tan pobre cordura, no solo el Florence original estaba tratando de retomar su cuerpo, sino que Altea simplemente causaba un dolor nostalgico a su  corazón, razón por la que comenzó a apretar su pecho con fuerza, lo cual hizo retroceder un poco, pero rápidamente volvió a avanzar a su posición para poder volver a pisar el medallón, esperando que ella no lo haya visto.

-Nunca camb... ¿Así que la señorita Weiss quiera la obra observar? Bueno con un gusto se la puedo mostrar. La historia trata de que un hombre de puesto acaba de ascender, pero una voz en su cabeza no lo soporta ver.

El espectro comenzó a dar un paso, pero arrastrando un pie para asegurarse no separarse de ese medallón que ocultaba, y luego se volteó a Altea con su semblante sonriente de nuevo, para luego comenzar a actuar de forma melodramática

-El pobre hombre por siempre esa voz era molestado, había quedado devastado. ¿Pero que podría esa voz estar contando? Obviamente los momentos más horribles de su vida siempre le estaba contando, especialmente el momento más complicado donde todo lo perdió, ese día donde la egoísta de su perra hermana lo dejó, oh que triste situación, no podía animarlo ni la mejor canción



-Pero ese dolor en el pasado pudo dejarlo, por fin había podido superarlo. Pero a unos pasos de conseguir un puesto sumamente importante, la voz volvió de forma impactante

El hombre simplemente volteó a ver de reojo un especie de caja envuelta en una especie de manto largo y oscuro, donde curiosamente había unas cadenas tiradas al rededor y un candado al borde del filo de la caja, como si se hubiese pensado usarlas, pero después de algún pleito se hubiera abandonado la idea. Simplemente acarició esa caja como si sintiera ambición, como si le estuviese llamando.

-Ahora en este día el hombre no puede dejarla de escuchar, y el hecho de que llegue un rostro con malos recuerdos a molestar, simplemente lo deja desesperado, porque es un raro momento que quiere a TODOS CALLADOS

El hombre se acercó a la pared y dio varios golpes con su cabeza a esta repetidas veces, dejando salir algo de sangre de su frente, para luego detenerse el mismo colocando sus manos en su rostro con desesperación

-Basta...DETENTE LOCO...NO...CH...HE...NA....O...EN...ALEJ...SO. Como ve a pesar de sus esfuerzos para en silencio mantenerse, esos murmullos siempre llegan para que su mente vaya a molerse. Es por eso que el hombre se está mucho más desesperando, porque estando tan cerca de tomar completo control todos lo están MOLESTANDO.

El hombre se acercó ahora a la mesa donde estaban algunas cosas, pero lo importante era el diarío. Primero lo hojeó un poco, haciendo que apretara el puño con fuerzas, para luego cerrarlo e intentar arrojarlo por la ventana, pero en cuanto hizo la mímica de hacerlo , el libro no salió de sus manos, por lo que no pudo evitar dejar salir un gruñido de indignación y lo tiró al suelo con fuerzas.

-Espero que haya sido de su agrado, lo que ha escuchado. ¿Algo más se le puede ofrecer?  ¿Quizás que me rompa los dedos pueda ser algo grato de ver? Por que en este momento lo estoy pensando...Por favor...recuerda Altea...Dem....ago...si, si, porque alguien NO SE ESTÁ CALLANDO

El hombre respiraba profundamente, trataba de relajarse a como podía, pero le era imposible, por primera vez temía por perder el control que tanto tiempo le había tomado establecer, de forma que estaba alterado, pero sabía que si lograba tomar el poder que le esperaba, aquel poder que ahora ocultaba, podría retomar lo que considera suyo
avatar
Florence de Wyvern
Espectro


Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 28/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Altea de Alraune el Jue Nov 13, 2014 10:44 pm

Seguía observando a Florence en todo lo que hacía, sus movimientos, sus palabras incluso el tic que se hacía cada vez más evidente, esto estaba resultando más extraño de cómo había empezado, quizá si había alguien más en la habitación como me había imaginado en un principio o quizá solo era parte de la locura del espectro de Troll pero si estaba segura de algo, no era normal nada de eso incluso dentro de la habitual locura de mi compañero, razón por la que habia pedido con tanta insistencia ver “su actuación” pues bien quería mas tiempo, seguía sentada en la silla esperando a que comenzara cruce mi pierna como era ya costumbre y le observe detenidamente con un semblante serio.

Florence se toco el pecho con dolor dando dos pasos hacia atrás todo eso me pareció mera actuación y dramatismo pues tan rápido como había hecho esa mímica se recupero del todo y comenzó a hablar con esas estúpidas rimas que tanto odiaba- en realidad no me había dado cuenta de lo que pisaba pues estaba más enfocada en su mímica que en lo que ocultaba con el pie- Mire el alndar de Florence por la habitación.

-Pobre hombre, el sufrimiento debe ser aterrador tanta envidia alrededor- solte de manera seca ante el

El seguía arrastrando los pies de modo que di por un hecho que sería parte de su melodramática y trágica historia que no parecía llevar a ningún lado salvo a redundar y ocultar constantemente las cosas con sus rimas

-Que dolor, el sufrimiento de un hermano la perdida y el fatídico hecho de no obtener lo que uno desea cuan dramático es todo este cuento, podría cortarse las venas o quizá podría dejarlas más largas, o mejor aun podríamos traer el violín mas pequeño del mundo para tocar tan trágica melodía y asi evitaremos que recuerda a tan perra y cruel hermana, no, no, no que sentimiento tan inhumano - le solté de manera sarcástica a su parloteo.

La verdad es que comenzaba a divertirme con todas aquellas palabras, no le tenia nada de paciencia y mucho menos le podía tolerar mucho de las veces pero estaba contestando tan secamente y cortante que comenzaba a despreocuparme, pero poco a poco se iba descubriendo todo el plan de aquel espectro, no habia nadie con el solo su mente distorsionada, me había dado cuenta cuando este mostro una caja cubierta por un gran manto lo que me parecía extraño es que unas cadenas cubrieran esa caja, ¿ que era tan estrictamente necesario encadenar?  ¿Es que acaso el había encontrado la urna o el receptáculo de nuestro dios Hades? ¿ o seria él , el tan temido traidor? La verdad es que todo esto estaba causando algo extraño, comenzaba a desconfiar de este chico que seguía hablando pero habia dejado de prestarle atención realmente el seguía parloteando sobre voces en su mente y control de algo no le entendía nada.

Levante una ceja en muestra de la confusión puesto que el comenzaba a golpearse la cabeza con la pared esto era definitivo al parecer habia perdido por completo la cabeza, siguió golpeando su cabeza hasta sangrar y no hice nada para detenerlo por mi podía atravesarse una daga en el estomago a ver si asi dejaba de hablar y ya no escucharía sus rimas tontas, creo que el sentimiento de odio es mutuo, el seguía hablando algunas cosas aparentemente incoherentes eso ya no estaba nada bien,  parecía pedirme algo parecía estar hablando entre líneas lo que me hizo descartar todas las ideas y conclusiones a las que habia llegado, tal vez si estaba en un control mental y pedia ayuda tal vez si habia alguien en esta habitación tratando de manipular a mi compañero, el comenzó a acercarse a la mesa tomando de ahí una especie de diario hojeándolo lentamente me entro curiosidad por saber que es lo que estaba realmente revisando, parecía importante, sus acciones parecían contradecirse una y otra vez aparentemente una fuerte lucha entre dos personas en un solo cuerpo, el diario que hojeo solo por un momento termino en el suelo, baje la pierna que tenia doblada y me agache para tomar ese monton de hojas , comencé a leer lentamente, las palabras de Florence no estaban siendo claras en ese momento, esto se estaba volviendo cada vez mas extraño todas aquellas palabras plasmadas en ese diario me resultaban extrañamente familiares, fechas, registros cada una de las palabras al respecto comenzaban a helarme el cuerpo, de donde es que habia sacado toda esa información no podía entenderlo, lo que lei  a continuación me dejo de alguna manera petrificada, ese semblante burlon, sarcástico y frio habia desapareció a cambio de una especie se sorpresa en mi rostro

“1 de abril.

¿Hice algo mal? ¿Qué..QUÉ FUE LO QUE HICE? LO SIENTO... de qué me sirve escribir así... Altea ha desaparecido, ¿fue secuestrada? No lo creo, hubieran dejado una nota al menos. Lo más probable es que ella se fue, pero no lo entiendo, ¿Por qué? ¿no era feliz? ¿no quería vivir en casa CON UN LOCO? No...No lo sé...debía ser mi culpa, no hay explicación, ¿que otra razón podría ser? Tenía el amor de su familia y el apoyo económico para que hiciera su vida ¿pero como puedes hacer tu vida con un psicópata que te avergüenza? ¿eh, EH? Debo hablar con ella. Debo encontrarla, debo disculparme por esto. Yo no merezco estar en este hogar, ella lo merece mucho más, solo soy un loco que debe estar en un manicomio y morir embriagado en desesperación, es lo que los malditos como yo merecen. Tomaré mi diario y mi pluma, e iré a buscarla, debo convencerla de que vuelva y luego yo debo desaparecer en tinieblas y vergüenza.

2 de abril.

Desconozco la hora, pero deben ser las 2 de la mañana, no la he encontrado, y parece que no lo haré. Ella ya había tomado su decisión, quizás fue la correcta, ¿quién quisiera vivir con alguien como yo? Seguro soy el peor hermano de la historia. Golpeo y golpeo mi cabeza contra una pared, ¿que más daba ya? Había perdido a mi hermana, el lazo que pensé era irrompible se había hecho pedazos.

Me daba asco de mi mismo, ¿POR QUÉ EL MUNDO SE BURLA DE MÍ ASÍ? ¿ESTOY CONDENADO A SUFRIR? no...no...claro que no. Quizás hay un ente en el cielo que se burla de mí ahora, pero yo seré el que ríe al último hihihi. ¡SI!, SÍ EL MUNDO QUERÍA QUE SUFRIERA, QUE LLORARA, SE ACABÓ, LOS DEMÁS SERÁN LOS QUE LO HARÁN, TODOS MERECEN MORIR...no...no soy así, aquellas cosas que trataba de reprimir...ahora están saliendo...me invaden... empiezo...a no ser el mismo... Aprieto mi medallón familiar con fuerzas...lo siento hermanos...padres...Alt... “


Segui recorriendo las paginas del diario, cada palabra escrita me helaba mas la sangre, todo comenzaba a cobrar sentido, su mirada, su voz el mismo todas las señales estaban ahí y yo no quise verlas las había descartado tan abrupta-mente cuando el claramente necesitaba de mi y mi desaparición solo habia desencadenado su locura, era por mi culpa el que estuviera en esa situación, las palabras “por favor  recuerda Altea” me hicieron reaccionar, mis ojos se posaron en aquel hombre que estaba con una respiración profunda y pasmada, alterado intentando controlar todo lo que estaba ahí peleando internamente con el, mi hermano aun estaba ahí dentro y ese loco había tomado el control, estaba realmente impactada por el giro que había dado esta situación, me levante de la silla donde me encontraba

-Explica esto!- exigí  con el diario en la mano y en un tono autoritario y un tanto alterado

-Dónde demonios sacaste esto?- volví a soltar una pregunta buscando una respuesta de él aunque sabía que realmente no la tendría de verdad y terminaría con una incoherencia llena de rimas como lo hacía todo este tiempo, en este preciso momento no sabía realmente si enojarme, preocuparte o alertarme, comenzaba a experimentar sentimientos encontrados, de ser cierto todo esto estaría frente a mi hermano uno de los que había dejado con mi familia, aquellos a los que había abandonado por mero capricho, por escapar de una realidad que a mi parecer no era la mía, simplemente había desaparecido para no seguir unas normas estúpidas de alta sociedad y ahora venía a pararse en frente algo de lo que había dejado atrás
-Contesta maldita sea!!- le grite esta vez, quería una respuesta de inmediato
avatar
Altea de Alraune
Espectro


Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 10/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Florence de Wyvern el Sáb Nov 15, 2014 7:52 pm

Advertencia, rol largo. Patrocinado por Majoras
_____________________

Música:
Desesperación...

La situación se ponía todavía más tensa entre los 2 espectros. Altea se mantenía simplemente confundida por el comportamiento del Troll, no comprendía sus motivos para hacer todo esto, había varias deducciones, pero ninguna concreta...o no al menos hasta que descubrió algo que la puso sumamente tensa.

Después de leer el diario de Florence, la mujer cambió su forma de actuar, abandonó todo lado sarcástico que mantenía por tratar con el bufón, ahora estaba completamente tensa, no sabía si sentirse preocupada o furiosa, lo que si sabía, era que el pasado que tanto se había esforzado en dejar atrás ahora la estaba acechando, por lo que exaltada, solo pudo preguntar por el diario, sin embargo la condición de Florence no lo dejaba reaccionar propiamente, por lo que la chica siguió gritando y presionando por una respuesta

-nghh....Callate...desesperate....ARGHHHH....

El espectro solo tomó su cabeza con fuerza, aquella doble personalidad doble lo estaba destruyendo, era un horripilante dolor en todo su cuerpo, pues realmente ahora estaba igualmente enfrentando a su pasado. El dolor fue intenso y cayó de rodillas unos momentos, y después de al menos un minuto, comenzó a levantarse de forma lenta y tétrica, como si estuviese poseído.

-Así que te has dado cuenta hermanita...hihihi, me alegra que siempre hallas sido la más tontita...

El espectro comenzó a caminar de una forma espeluznante y rara a la mujer, como si sus piernas apenas sirvieran, sus ojos estuviesen perdidos y sus brazos estaban completamente sueltos, como si no pudiera moverlos.

-hihihi...finalmente de esta forma nos podemos ver...siempre te lo quise agradecer, ya que gracias a ti puedo vivir...puedo existir, hahahahahahihihihi...

El espectro intentó levantar su brazo para tocar el rostro de su hermana, pero cuando estuvo cerca de hacerlo, sintió que no pudo más y lo dejó caer de nuevo. Se encontraba mirando fijamente a aquella chica, le traía tantos recuerdos y dolor, no sabía qué hacer en estos momentos, solo reía y reía, pero decidió simplemente pasar a explicar todo lo que sabía, ya no había nada que ocultar después de todo.

-Muy bien mi queridísima hermana, voy a explicarte la historia que quieres oír con tanta gana. El diario es mío y de nadie más, como observarás. Cuantas cosas he anotado...cuantas cosas que quisiera haber olvidado...no, yo no fui el que las anotó, fue su hermano aquel a quien olvidó. Hihihi puedes leer su decepción, de cómo su queridísima hermana lo abandonó en desesperación.

El hombre simplemente se acerco al diario y comenzó a mover las páginas para que pudiera leer los sentimientos del verdadero Florence, había muchas notas, pero todas tenían una índole deprimente. Siempre pedía que alguien lo matara, que alguien lo escuchara, o que al menos su hermana lo notara

Diario escribió:-He encontrado a mi hermana...pero no logra reconocerme, y puedo ver porqué, me he convertido en un monstruo... Me alegra tanto de haberla visto, quisiera abrazarla, hablarle...pero no puedo, mi otro yo se aleja de ella tanto como le sea posible, puedo llegar a la conclusión que ella sea la herramienta para que yo pueda retomar el control...¿Pero realmente alguien quiere eso? Altea es obvio que no quiere verme... quién quisiera ver a un loco que arruinó su vida, era la vergüenza de la familia, sabía que eventualmente correrían de mí. Creo que no vale la pena hablarle...ella está mejor así... Pero...quizás si hablo con ella pueda recuperar el control....no, no lo sé...debo abandonar...*el texto a continuación está lleno de rayones y borrones*

-Como no lo puedes comprender, ninguno de los 2 te quiere ver. ¿Sabes cuanto daño al pobre le hiciste? EL CORAZÓN LE PARTISTE HIHIHI,HAHAHA, y gracias a ese el control he podido tomar, no cabe duda que era una buena hermanita sin dudar, ¿Por qué no me das un abrazo? así mejoramos nuestro lazo HAHAHAHAHAHA...vaya perdedora, lárgate de aquí antes que tenga que darle fin a la vida que tanto adora...aaa........Alte...................NO...PORQUÉ....LA QUIERES VER...TU VIDA HECHÓ A PERDER....¿PORQUÉ...:?!!!!!

Música:
Calma...

El hombre comenzó a sentir un horrible golpe a su corazón, tuvo que alejarse recargar su espalda en una pared y entonces aquella atmosfera de locura comenzó a transformarse en calma y tranquilidad, al mismo tiempo que el cabello que tenía parado comenzó a despeinarse y quedando de un estilo más lacio. En una extraña acción, se levantó, de una forma normal y se acercó a Altea una vez más, pero esta vez la abrazó, la abrazó con fuerza, no con intención de herirla ni nada, solo era un abrazo que representaba cariño y felicidad.

-Tiempo sin vernos Pecosa.

En un gesto inmaduro, pero amistoso comenzó a despeinarla, acto que probablemente sería muy familiar para Altea en ese momento, pues era algo que su hermano Florence siempre hacía cuando vivían juntos, cuando eran una familia feliz.

-Sabía que contigo cerca ganaría algo de control...pero me temo que estoy a punto de desaparecer. Primero tengo que explicarte todo, hay tiempo para eso (Se separa y toma el medallón que pisaba con sus pies) Muy bien...(respira profundamente) veamos veamos...como puedo empezar.

El hombre que ya no era el mismo, se sentó en la cama, y con una señal de mano invito a Altea a que se sentara a su lado, realmente la extrañaba bastante junto a toda su familia, y no había podido hablar con alguien hace mucho tiempo, más que con las hojas de su diario, que a pesar de ser grandes oyentes, no podían decirle nada, más que reflejar su tristeza

-Mira...primero que nada, creo saber porqué huiste y lo comprendo, supongo que yo también huiría si tuviera que vivir con un loco, un enfermo por toda la eternidad, nuestra madre se los dijo, y... cuando te fuiste todo se salió de control, pero estabas en tu derecho, ¿Quién quisiera estar conmigo así? haha, creo que nunca voy a conseguir novia. Eeeen fin, el punto es que tenías derecho de ser feliz, y si seguir al Dios del inframundo lo hacía...pues, pues bueno, siempre supe que eras bien rara hihi.


El hombre dio una breve pausa, respiró profundamente mientras mantenía una mano en su frente, pues el otro yo quería salir, pero no podía en estos momentos, sin embargo, era cuestión de tiempo antes de que per

-Ahm, bueno, creo que ya leíste el diario, así que ya sabes cómo paso todo. Normalmente preguntaría que si que ha sido de tu vida, me burlaría porque no has conseguido pareja y todo eso, pero, como puedes ver, no creo que quede tanto tiempo, así que vamos al grano. Acaba de pasar algo horrible...Hace poco tuve una reunión con Pandora, bueno a decir verdad fue él quien la tuvo, pero me entiendes. Se le premió con algo por todas las atrocidades que hizo, por sus planes enfermos, por sus logros de destrucción...me temo que será más fuerte que nunca ahora

El hombre rápidamente canalizó su cosmo, para que su armadura se quitara de su cuerpo, quedando únicamente en unos pantalones verdes y una camisa sin mangas del mismo color mientras que la armadura en su forma de Troll, empezó a brillar y salió disparada del lugar, de vuelta a la prisión donde pertenecía. Realmente era sorprendente que Florence mantuviera un aspecto bastante calmado después de todo, y a pesar de que quería mostrar un lado sonriente como lo era cuando estaba con sus hermanos, una parte llena de nerviosismo no lo dejaba

-Bueno pecosa, ya sabes que no te pido mucho, así que...Nghh...No... basta...(empieza a voltear lentamente a la caja) NO...TE ATREVAS...

El hombre comenzó a hacer extraños movimientos, parecidos a que iban en contra de su voluntad, intentó tomar la manta y quitarla, pero logró resistirse y se movió rápidamente con algo de nerviosismo en sus movimientos y rostros cerca de la ventana.

-Yo debo morir Altea...te quería pedir que me mates...pero...Arghh.... creo que yo puedo hacerlo solo...antes de que sea tarde...antes de que tome el poder...Lo siento...fue un gusto en saludarte...si ves a nuestra familia, no le digas lo que me pasó...Adios hermanita...

El hombre simplemente se dejó caer por la ventana del cuarto, el cual estaba en los pisos altos del castillo, por lo que la altura sería más que mortal. No se escuchó un grito de dolor ni nada por el estilo, realmente había aceptado su destino...excepto cuando se escuchó -NO LO ACEPTARÉ, NO LO PERMITIRÉ

Música:
Locura...

De repente, aquello que estaba oculto en la manta comenzó a brillar con intensidad y gran fuerza, al grado que la manta que lo cubría se deshizo y las cadenas se cayeron al suelo, revelando nada más y nada menos que una caja de pandora, era una nueva Sapuri sin duda. Comenzó a abrirse y salió nada más ni nada menos que la de poderosa Sapuri de Wyvern.



La armadura se volvió varias piezas y salió disparada por la ventana por la que se arrojó el hombre. Pasaron unos momentos cuando de la nada una silueta comenzaba a aparecer en medio del aire, y lentamente comenzó a adentrarse por la ventana con uso de unas imponentes alas.

-¿En serio creerían que me iba a ir? ¿Que así de fácil iba a morir? Hihihi...pero que encantadores, no cabe duda que siguen siendo unos tontos niños soñadores.

Frente a Altea ya no estaba esa misma persona que consideraba su hermano, era el anterior personaje lleno de locura en su mente y corazón, pero toda esa calma que había perdido, ya la había recuperado, se veía completamente sereno y sonriente, sus ojos representaban una burla hacia aquella mujer que estaba en su cuarto.

-Espero que de tu hermano hallas podido despedirte, porque ahora me toca algo importante decirte. ¡Se la primera al nuevo juez del inframundo conocer, Trollence de Wyvern ante tus ojos acaba de aparecer!

El aura de locura que normalmente lo rodeaba se sentía más intensa, más poderosa y temible. Era como si toda esa bondad que había en el Florence original había desaparecido, ahora solo estaba ese horrible hombre, mucho más fuerte que nunca, y veía con una sonrisa perturbante a su "hermana"

-Y esa obra tiene un final lleno de felicidad, porque su promoción pudo completar en verdad, y aquella voz en su cabeza acaba de desaparecer, porque el personaje ya no tiene que preocuparse por ella ahora con su gran poder, hihihi. Si, si, ha sido asesinado, y todo gracias a su hermanita que tanto ha ayudado. (empieza a aplaudir) No cabe duda que en esta obra resultaste ser una excelente actriz, ¡me pone muy muy feliz! hihihihi
avatar
Florence de Wyvern
Espectro


Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 28/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Altea de Alraune el Lun Dic 08, 2014 1:39 am

En un momento cualquiera podría decir que estaba pasando por un mal sueño, pero la realidad es que no era así, todo estaba siendo realidad, por mucho tiempo había intentado escapar de mi pasado, de olvidarlo por completo y ahora cuando menos me lo espero está de regreso, al final me a alcanzado y de la manera más desgarradora de la que uno podría imaginar, no esperaba que aquel espectro el cual realmente no me simpatizaba de todo terminara siendo uno de mis hermanos, ¿y luego qué? ¿Mis otros dos hermanos resultaran ser mis enemigos al estar en bandos distintos? , esto de alguna manera estaba cambiando mi percepción del mundo, no siempre se puede olvidar el pasado aunque realmente algunas veces lo desearas, siempre vendrá de vuelta y entre mas intentes ignorarlos solo crecerá hasta el momento en el que no puedas simplemente dejarlo atrás, y es ahí cuando te daras cuenta que no habría que olvidar el pasado si no, simplemente aprender de el y guardar lo mejor que pudo darte cada enseñanza.

Mis manos casi tiemblan esperando la respuesta de Florence, pero no puedo permitir que me vea de esa manera, debo permanecer aun con ese semblante inquebrantable o solo seria presa fácil para su perturbada mente , a pesar de que Florence gritaba que me callara no lo haría quería las respuestas, algo que con esa situación ya sabía pero quería escucharlo, quería escuchar que nada de eso era cierto aunque todo fuera verdad, seguía de pie observando cada acción de el espectro de Troll la locura comenzaba a tomar parte de el mas de lo que realmente aparenta cotidianamente, los movimientos de su compañero eran alterados luchaba con su otro yo interno eso podía notarse, se acercaba de una manera grotesca a mi persona pero eso no haría que retrocediera aunque básicamente me estuviera derrumbando por dentro, siempre supe que había algo extraño en él y fui lo suficientemente ingenua para no percatarme de todas las señales pero ya no mas, ahora es cuando debía salir la verdad, estaba lista para saber todo lo que había sucedido cuando yo simplemente me marche dejando todo, incluso a los que más amaba solo por egoísmo, por miedo, solo por no desear una vida siendo solo una marioneta, todo por no aceptar lo que yo era, todo por querer simplemente ser libre.

-Te equivocas!, eres un idiota no sabes ni siquiera lo que estás hablando Florence, parece que tu memoria falla pues no es posible que no puedas recordar todo lo que paso – respondí de igual manera, tan alterada como había comenzado esta situación

¿Intentaba darle explicaciones a Florence de mi pasado? Esto quizá se estaba saliendo de control ¿Qué ganaba con intentar explicarle las cosas a ese espectro, el no era mi hermano, el solo era un loco desquiciado, no había rastros de m i hermano en esos ojos dementes y sin razón , las ganas de golpearlo crecían cada vez mas, cerré mis puños como si estuviera buscando el momento adecuado para dirigirlo a su rostro y hacer que de una vez se callara toda esa mofa que comenzaba a sacar de quicio, suficiente tenia con la gran noticia, aun cuando el espectro intento tocar mi rostro no me inmute en lo mas mínimo solo estaba esperando que me pusiera una mano encima solo para tener un pretexto real para golpearlo pero el simplemente no lo hizo se detuvo en seco ante aquella acción, yo podía suponer que estaba solo luchando con su otra voz la voz de lo que en esencia fue desde un principio, estaba luchando con mi hermano el verdadero Florence al que yo amaba tanto.

-deja de decirme hermana, sabes perfectamente que no lo soy, como podría ser hermana de un idiota como tú, no me quieras involucrar en tus asuntos personales- respondí cortante apretando con aun más fuerza mis manos al grado de enterrar mis uñas en mis palmas solo para contenerme de no lanzarme contra él, lo quisiera o no aun lo veía como mi hermano, aun era de mi sangre lo que me molestaba pues mostraba debilidad en mi persona, si él me atacase en este momento no podría meter las manos, ¿Dónde había quedado esta Altea ruin y despiadada digna de portar una sapuri sin temor? ¿Qué es lo que le estaba pasando a esta joven que no dudaría ni un segundo en mancharse las manos con su propia sangre? ¿Dónde había quedado ese juramento personal de destruir a su propia familia de ser necesario? Todo es estaba llendo por un precipicio del dicho al hecho era completamente diferente y lo estaba experimentando de primera instancia.

Tras mi insistencia de saber realmente la verdad Florence acepto y tomando entre sus manos el diario comenzó a leer una pagina , cada palabra cada idea de mi hermano estaba en ese diario y lo que escuchaba no me estaba gustando, estaba partiendo mi alma en dos, no se si la impresión se tonaba en mi rostro, quizá si pero ya que mas daba todo mi mundo estaba derrumbándose, como bien habia dicho en un inicio el pasado al fin me habia alcanzado

-no!, No! Eso no es verdad!!- básicamente estaba gristando, deseaba realmente que no fuera verdad, aquel individuo frente a mi estaba logrando lo que nadie habia hecho en mucho tiempo, habia logrado que me quebrace que mi voluntad se fuera al suelo obligándome a mostrarme como era en un pasado y como lo que no dejaría de ser nunca , una niña que realmente no sabia lo que quería, una mimada necia y caprichosa niña que habia nacido en cuna de oro, una niña que solo anelaba la libertad en un mundo rosa y sencillo por que eso era lo que se me habia enseñado, todo a mi alcance todo tan fácil sin saber que todo era asi por que me lo daban todo, por el renombre de mi familia, por la posición en la que estábamos , eso contando también que mi hermano creía que no le amaba, que solo lo quería evitar cuando era yo quien le buscaba todo ese tiempo que se ocultaba en su habitación, era yo la que intentaba hablar con el en cada ocasión que se me permitía pero simplemente no pude, solo ocultaba mis sentimientos y no los mencionaba hacia solo lo que podía pero sin realmente pelear era cierto que Florence se había convertido en lo que era ahora por mi culpa, pero no podía permitir que el me manipulara con sus recuerdos, no al menos de la manera en la que estaba haciéndolo, tenia que hablar con mi hermano, con mi verdadero hermano.

-Sabes que eso no es cierto maldito engendro, solo usas sus palabras para intentar herirme, tanto tu como yo sabemos que no es verdad lo que intentas decirme, conozco a mi hermano mejor de lo que tú crees y es probable que también tu le estuvieras metiendo esas ideas a su mente, solo déjalo en paz….- no termine de hablar, tenia tantas cosas guardas por soltar pero mi nombre y el cambio que estaba presentando Florence simplemente corto mis palabras.

Algo en mis palabras, algo con solo mi presencia hacían que el espectro cambiara drásticamente, tal como lo habia hecho desde un principio una pelea encarnizada con su fuero interno, se alejo de mi para recargarse en la pared, estaba cambiando sus semblante, su cabello su mirada ya no era ese espectro de Troll que parecía estar corrompiendo mi alma a cada segundo que pasaba en esa habitación, realmente era Florence mi hermano, se levanto tranquilamente de donde se encontraba solo para abrazarme, me paralice ante aquella acción realmente no podía creer que fuera mi hermano, no hasta escuhar aquellas palabras, “pecosa” así es como el me decía siempre, dude solo por un momento al creer que era otra trampa de aquel maldito Troll pero cuando hizo ese gesto de despeinarme sentí como si regresara de nuevo a cuando vivía aun con él, casi se me salen las lagrimas al sentir a mi hermano de vuelta, era una sensación que había olvidado, tuve que aguantar no quería que él me viera llorar así que solo me mordí el labio inferior mientras lo abrazaba para no mostrarle lo duro que había sido perderlo, ahora solo quería aclarar las cosas con el

Spoiler:

-No, no digas eso tu no puedes desaparecer, no puedes permitir que el gane- reproche solo como una niña pequeña como aquellas veces que buscaba obtener algo a mi favor, el espectro de Alraune habia desapareció junto con Troll dejando solo a esa niña que siempre habia sido dejando solo a mi a Altea

Se sento a orillas de la cama invitándome a tomar asiento a mi también, estaba dispuesto a explicarme la situación, pero que podía explicarme la que tenia que hablar seria yo, sabia perfectamente que la causante de todo era yo pero no lo habia aceptado nunca, camine dirigiéndome a la cama donde me quede a su lado, le miraba con cariño no podía creerlo realmente era el, y solo deseaba que no fuera real lo que me decía, según el no tenia mucho tiempo, yo no quería eso yo quería que el siguiera siendo el mismo Florence de siempre

-Te equivocas, sabes que nunca te abandonaría, fui una tonta al no decirte ni una palabra pero si te decía temía que me detuvieras, la verdadera razón por la que escape dejando todo atrás fue para ser libre, nunca me gusto lo apresiva que podía ser nuestra madre, no quería solo ser una muñequita de aparador vendida al mejor postor, no solo quería salir de nuestra familia para ser de alguien mas, sabes que nunca estuve de acuerdo, Florence sabes que me encantaba estar contigo lo sabes aun a pesar de tu enfermedad, Sebastián se puso a investigar sobre lo que podias tener, yo me preocupe por ti, yo nunca desee que esto pasara que bueno…que al final el ganara -

Mis ojos se humedecen un poco al ver a mi hermano a mi regresaban de nuevo esas tardes que pasaba a su lado, aquellas travesuras como la vez que hicimos creer que Bernardo no existía, lo habíamos ignorado por al menos una semana que realmente creyó que era un fantasma, lo que traía buenos recuerdos, aun recuerdo aquella noche en Asia cuando realmente me sentía perdida en esa fiesta y Florence había aparecido para rescatarme de la gente, de mi madre y de todas las miradas cuando accidentalmente por no decir que fue a propósito había manchado aquel vestido que con tanto esfuerzo la señora de la casa había impuesto en mí, me hacía sentir como un pastel tan ornamentado y ostentoso, de no haber sido por mi hermano no creo haber sobrevivido a un castigo como el que me impuso madre, todo esto me hace pensar que realmente no entiendo cómo pudo existir tal mal entendido, cuando había tanta comunicación como mi hermano, si realmente le hubiera dicho a mi hermano la verdad esto no estaría pasando, le abrace de nuevo realmente extrañaba sentir ese cariño de mi hermano, ese aroma, esa sensación, tal y cuando el intentaba consolarme tras algún regaño o reproche de nuestra madre por no ser lo que ella siempre habia querido para mi, deseaba explicarle tantas cosas pero la realdad es que no tenia tanto tiempo como el que desearía, ese maldito troll estaba en su cabeza y tarde o temprano regresaría a tomar el control enterrando a mi hermano nuevamente a no ser que encontrara una solución a esa situación ¿pero cómo? La verdad es que no tenía respuesta a eso

No podía entender realmente lo que mi hermano estaba diciendo, mas poder, Florence premiado pero como era eso posible, sabía que había hecho atrocidades es lo que hacíamos como espectros, pero por que se le premiaría a alguien como él y la pregunta es con que es lo que se le premiaría, intente hacer memoria que había sucedido antes para que tuviera semejante noticia

Florence se quito la armadura elevando su cosmos repentinamente lo que me callo de sorpresa, porque habría de quitarse la armadura, a pesar de ver una sonrisa en el podía notar su sufrimiento, entendí que esto pronto podía acabar y que tendría de vuelta al demente espectro que había tomado posesión de mi hermano pero escuchar las palabras de Florence causaron en mi algo de miedo, deseaba morir.

-¿Morir? Tú no puedes hacer eso, se que podemos salir adelante, encontrar una solución luchar contra aquel loco desquiciado – solté con alteración, no podría soportar que mi hermano muriese, no quería perderlo de nuevo, no pude hacer nada al ver que solo se lanzaba por la ventana, me quede helada ante la imagen, un fuerte dolor en el pecho me invadió, el dolor estaba ahí ante la idea de perder a mi hermano

-NOOO!! FLORENCE!!- grite desgarradoramente acercándome a la ventana, pero era demasiado tarde mi hermano ya había saltado, el no escuchar algún ruido me perturbo mas que la idea de esperar escucharlo, si bien no quería aceptar lo que acababa de hacer, menos quería visualizarlo , pero otra fue mi sorpresa , era esa voz de nuevo, el intento por quitarse la vida de mi el había fallado, el troll había aparecido en el último momento esta vez llamando a la sapuri del juez lo que me tomo aun mas por sorpresa, el había obtenido la armadura de uno de los jueces, di un par de pasos hacia atrás alejándome de la ventana

-Eres un…- no termine la frase y simplemente me lance hacia él, con toda esa ira que inundaba mi cuerpo eleve mi cosmos de golpe de una manera de la que nunca había experimentado, quizá por todo los sentimientos que el había provocado en mi, me lance directamente con gran velocidad, cerré el puño con la intención de golpearlo directamente en la barbilla con un Jab segudio de una patada giratoria con todo el potencial de mi cosmos buscando derribarlo
avatar
Altea de Alraune
Espectro


Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 10/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Florence de Wyvern el Lun Ene 12, 2015 8:44 pm

Era algo impresionante lo que había sucedido ante los ojos de Altea, su hermano había estado presente con ella, había recordado todo ese afecto que le tenía, había revivido el verdadero y cálido amor familiar...¿Pero para qué? Se le fue arrebatado en un simple instante por aquel personaje conocido como Trollence...Era su hermano, pero a la vez no lo era, este hombre era la locura encarnada, y bastaba con mirar sus ojos para caer en un vacío de desesperación y frustración que sería interminable...Y eso al parecer había hecho Altea, porque la rodeaba una rabia incontrolable, una rabia de haber contemplado el asesinato de su hermano... No era realmente un asesinato físico, pero si uno mental...su hermano probablemente había desaparecido finalmente en  el laberinto retorcido que era el cerebro de Trollence, y quizás nunca volvería.

-(Comienza a abrir y cerrar su puño de forma algo lenta) Hihihihi, pero que poder tan interesante...puedo en mis venas  sentir, una inmensa cantidad de poder fluir, sin duda esto es muy emocionante...Ni si quiera me debo concentrar y siento que puedo este castillo en un segundo explotar... Cuando era troll me sentía  como un poderoso ser, y ahora es algo que ni si quiera puedo comprender hihihi...Si si ahora soy invencible, ya todos mis enemigos serán aun más reíbles hihihihi...¿uhm?

El hombre solo volteó a su hermana correr hacía el con su puño cerrado,  con su gran velocidad le sería fácil esquivarlo pues lo detectó a tiempo...pero no lo hizo, se quedó estático contemplando su poder sin importarle la arremetida de la rubia, recibiendo así un fuerte golpe a su barbilla, el cual sería acompañado de una patada giratoria en su rostro que lo arrojaría con algo de fuerza a la pared.

Uno esperaría que la mujer ahora se sentiría un poco más confiada, pero mala suerte para ella, que el hombre se levantaba como si nada. solo lamió con gran placer un poco de sangre que salió de su labio, y mantenía esa sonrisa enfermiza en todo momento.

-Vaya, a penas y me ha dolido...sin duda mi nuevo poder me mantiene bien protegido (mueve un poco su cabeza a los lados para tronar ligeramente cuello). Pero algo me ha dejado desorientado, ¿acaso mi dulce hermanita  me ha atacado? Yo pensé que mucho me querías, estoy seguro que hace unos minutos con gran felicidad me abrazarías...Ohh pero justo acabo de recordar, es que no soy yo al que consideras tu familiar hihihihi HAHAHAHAHA

El hombre rio como loco de una forma retorcida, para luego comenzar a acercarse a su hermanita, caminando a un paso lento y tranquilo, pero manteniendo ese rostro tan enfermizo que tanto caracterizaba al juez infernal.

-¿Qué acaso no lo puedes ver? Somos el mismo ser, yo también soy tu hermano, aunque te parezca un condenado dolor en el an...


En ese momento se detuvo, no estaba realmente lejos de Altea, unos pasos y estaría frente a ella, pero sabía que si lo hacía de nuevo lo atacaría sin duda, y a pesar de que no le importaba, el solo quería terminar de romperla, quería exprimir cada gota de sufrimiento de aquella chica, estaba loco, loco por poder hacer sufrir a una de las pocas personas que no pudo herir en su tiempo debido a sus limitaciones que le imponía el otro yo.

-¿No es esta una encantadora reunión? Nuestro amor de hermanos me llena de pasión hihihihihi (dice sarcástico)...Pero es hora de terminar como podrás ver. pues es hora de que el telón de esta encantadora obre vaya a caer...

El hombre la miró fijamente a los ojos, así como su cosmo de un color negro aumentaba de una forma desmesurada, sus ojos se tornaban de un color rojo y venas en su rostro comenzaban a marcarse de una forma intensa, resaltando aun más el desquiciamiento de aquel espectro. La cantidad de cosmo que rodeaba su cuerpo era abominable, al grado que todo su cuerpo se perdió en la penumbra de este, solo se veía un poco su cabello, su maniaca sonrisa y sus enfermizos ojos. A este punto, cualquier persona cuerda que estuviese cerca de él, bastaría unos segundos para perder por completo su sanidad mental


-¡No sabes cómo me lleno de emoción, no sabes los deseos que había tenido desde hace tanto de torturarte con pasión!...Pero siempre había sido reprimido, pero ahora esa peste se ha ido...Cada centímetro de tu dulce y suave piel podré arrancar...cada gota de tu sangre podré tomar..El solo imaginarte gritando..me emociona tanto como a un infante estar mutilando... Si, si tu mente provocará el mejor dolor,  sin duda la planta marchita es la que tiene el mejor olor...Y solo se necesita un paso para a esta tonta planta dejarla marchitada,  ¡Y solo consiste en  jugar con su mente hasta dejarla destrozada!

El hombre corrió de una forma sumamente repentina, fue un acelere completamente inesperado y ahora apuntaba con su dedo índice a la frente de Altea para usar su locura y corromper a la mujer, buscando hacer daño en el lóbulo occipital, con el cual, una vez dañado, no solo vería ilusiones de Trollence, sino que también vería los momentos más complicados de su vida, o bien, momentos hermosos que se tornarían traumáticos por el cosmo enfermizo del juez.
avatar
Florence de Wyvern
Espectro


Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 28/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El último paso (Altea)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.