Últimos temas
» Free Download Metaheuristics For Hard Optimization Pdf Viewe
Lun Oct 10, 2016 11:16 pm por ysbesyre

» Little Failure Gary Shteyngart Epub Format
Lun Oct 10, 2016 4:08 am por ysbesyre

» saint seiya la leyenda continua
Mar Dic 08, 2015 2:54 am por Invitado

» Central de misiones 3.0
Lun Nov 16, 2015 3:50 pm por Azor Ahai EUC

» Prologo -Capitulo 4- Actualmente
Lun Nov 16, 2015 3:27 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Avatar
Dom Nov 15, 2015 7:38 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Armaduras
Dom Nov 15, 2015 9:07 am por Azor Ahai EUC

» Censo octubre 2015
Dom Nov 15, 2015 9:05 am por Azor Ahai EUC

» Arrasando con la base enemiga (LIBRE)
Jue Oct 29, 2015 11:38 am por Hyperion de Ébano

» La efímera luz de la destrucción *Visto*(Privado: Saga)
Lun Oct 12, 2015 9:24 pm por Phebe el brillante

» La cruz en tu camino
Jue Sep 10, 2015 9:48 pm por Jerico de cruz del sur

» Austenland {Cambio de botón - Elite}
Lun Ago 31, 2015 10:39 pm por Invitado

» llega un nuevo Santo de bronce
Miér Ago 26, 2015 11:11 pm por Ryuko de Pegaso

» Game Threads → Garuda.
Sáb Ago 22, 2015 10:34 am por Suikyo de Garuda

» Y por si fuera poco ahora son dos ( Capricornio y Sagitario)
Vie Ago 21, 2015 10:46 am por Hikari de Cuervo

historia
HISTORIA
Li Europan lingues es membres del sam familie. Lor separat existentie es un myth. Por scientie, musica, sport etc, litot Europa usa li sam vocabular.

Li lingues differe solmen in li grammatica, li pronunciation e li plu commun vocabules. Omnicos directe al desirabilite de un nov lingua franca: On refusa continuar payar custosi traductores.
Administracion
Nombre Apellido
Nombre Apellido
Nombre Apellido

The Sick Rose {Ainhoa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Kasai de Dragón el Sáb Ene 31, 2015 3:32 am

Era la tercera o cuarta noche más fría en el santuario,  la dragona estaba sentada sobre un pedazo de columna destruido en medio de otras tantas por destruir,   observaba con melancolía el cielo y el centellar de las estrellas,  pese el viento gélido ella se mantenía intacta ahí, los tiempos habían cambiado tanto y en tan poco tiempo...

-flash back-



-Ainhoa-

Musito seriamente,  pero aquel tono de alegría se podía sentir ligeramente,  y es que de verdad le había extrañado durante todo el entrenamiento,  pues tenía tanto sin verle o saber de ella,  que ahora que eran parte de las elegidas dentro de tantos, para salva guardar el mundo y proteger a Atenea.  Cuando ambas estuvieron en el santuario, durante los tiempos libres se veían atrás frente al santuario del patriarca, le llamaba para que tomara asiento junto a ella, platicaban de qué harían en caso de guerra inminente, sobre nuevas formas de ataques y las personas que como ellas eran nuevas ahí.

Después se despedían y volvían a sus respectivas zonas, cierto día les había tocado pelear una contra la otra, como siempre, la actitud bondadosa de Ainhoa hacia que le juzgaran con facilidad, la dragona por el contrario sabía que pese a tanta inocencia y bondad, se encontraba un rival digno de elogios. Tras pararse una frente a la otra, veía el rostro triste con ojos de caídos, al no querer pelear contra su amiga, en un aviso y con un movimiento rápido, la dragona comenzó a elevar su cosmos, las cadenas de ella se habían alertado y había empezado a desplazarse hasta crear una especie de vía láctea donde Andrómeda era el principal planeta.

Deberás atacarme Ainhoa

La dragona se puso alerta y tras ver que ella no planeaba comenzar, la dragona lanzo un golpe de dragón, y como temía su golpe había sido parado y revertido por las cadenas, la mujer sonrió a su amiga, logrando que esta se relajara un poco y por fin comenzara un amistoso ataque.

Al final del día, las amigas se dieron la mano y sonriéndose una a la otra, quedaron de verse el próximo mes; ya que habrían enviado a cada una a su lugar de entrenamiento antes del gran asenso, y todo hubiese salido a la perfección, si no fuera por el momento cumbre, la guerra que se habría desatado, dando como desenlace la falta de los caballeros dorados. Pese a ello la dragona siempre se mantuvo firme y estaba segura de una cosa, la sacarían muerta pero cumpliría con su destino; al menos eso pensaba pero fue un golpe ver a Atenea rendirse y ceder el sitio, Poseidón le dio la oportunidad de seguir cumpliendo su legado, sirviéndole a él.

Pese a no tener un gran placer servirle, no pudo perdonar la falta de entereza de la diosa a la que protegían, no comprendía porque si ellos darían la vida por ella, simplemente habría desistido;  comenzó el nuevo poder y la dragona no le costaba acoplarse a los guerreros marinos, inclusive podría decirse que se llevaba neutral con ellos. Entonces aparecieron los caballeros dorados, y una molestia aun mayor cayó sobre ella sin entender porque ahora, porque de aquella forma se daban las cosas. Esta vez pudo ver a su amiga de infancia pelear en contra de los suyos, inclusive llego el momento en que intercedió por Ainhoa sin que esta lo supiera directamente, trato de convencerla pero ella seguía apoyando a quien se hubiera dado por vencida antes.

fin Flash back



Aun recordaba esos momentos y sentía su mano empuñarse de manera autodidacta, respiro súpitamente de manera profunda y fue cuando sintió aquel cosmos, conocido y que tiempo atrás tuviera tan cercano

sabes que no debes estar aquí…. A menos que desees unirte a nosotros, de otra forma ¿Qué haces aquí Ainhoa?

Giro su rostro en su dirección, pero no hizo movimiento alguno, se quedó ahí en la espera de que estuviera mas cerca una de la otra.
avatar
Kasai de Dragón
General Marino

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 20/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Ainhoa de Andromeda el Vie Feb 13, 2015 6:40 pm

The Sick Rose
es de humanos errar pero es de sabios reconocer cuando te has equivocado
Tenia mas de un mes que no veía a su amiga desde aquel ultimo entrenamiento que tuvieron juntas justo antes de aquella batalla que creo el desacuerdo entre dos amigas, una en Asgard otra en los templos atenienses reuniéndose nuevamente en una reunión que marcaba el fin de la temida rivalidad entre ambas, ese era el plan de ella al escabullirse de la reunión que la había traído hasta este lugar.

Aun en su mente llegaban aquellos días donde ellas se habían enfrentado, ella temiendo no lartimarla y Kasai animándola a hacerlo sin ningún temor, sin embargo sus ataques en esos combates eran meramente defensivos solo para protegerse y no lastimar le, el duro carácter de la Dragona sin duda le venia complementando, nunca se podía ser tan blanda según palabras de su amiga, debía levantarse en armas en algún momento mas ella tenia otro ideal en mente y a la fecha.

Al alejarse del lugar donde la reunión tenia lugar no la encontró, podía entenderse luego de haberse tardado en llegar a dicho lugar, la memoria llego a ella un vago recuerdo de su infancia con Kasai llego a su mente, detrás del templo del patriarca el único lugar que parecía haber sido el refugio de tan inseparables amigas, acelero el paso hasta llegar al lugar, un largo recorrido por sobre las 12 casas del recinto, la velocidad luz ahora era su aliada y eso le traería menor esfuerzo para llegar a dicho lugar, era posible que el cosmo que liberaba para ir a dicha velocidad llamara la atención de la chica de cabello negro y ojos celestes siendo sin duda un anuncio de su llegada.

Al ver que no estaba equivocada al llegar al lugar embozo una sonrisa detrás de la mascara borrándose de inmediato al escuchar aquellas palabras, tomo aire y valor antes de hablar

-Sabes perfectamente por que estoy aquí, e venido a hablar contigo y aclarar las cosas como debe ser, puedo y debo estar aquí Kasai la guerra a terminado- respondió con tono ligero pero sin dejar la firmeza de lado

- Sabes que se dijo en la reunión, entiendes perfectamente, es tiempo de que regreses a brindar servicio a Atenea como es debido,no tienes por que seguir creyendo mentiras, todo tuvo una razon de ser, con quien deberías estar molesta es con el patriarca pero incluso el es humano,  es de humanos errar pero es de sabios reconocer cuando te has equivocado y Sage lo reconoció, lamentablemente ahora esta muerto pero no habrá mas muertes innecesarias ahora - respondió con calma aunque en su interior estaba gritando por abrazar a su amiga que ahora no parecía serlo realmente.

Situado despues de la reunion Ateniense/Marinos
avatar
Ainhoa de Andromeda
Santo de Bronce


Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 01/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Kasai de Dragón el Mar Feb 17, 2015 6:51 pm

La dragona giro su rostro, su mirada podía verse la melancolía veía sin gran interés a su alrededor tras lo ocurrido sin embargo podía notar como su amiga continuaba siendo la misma de siempre, quiso sonreír, alegrarse de que su esencia fuera igual a la del principio, pero ¿acaso no le habría dolido dejarla atrás? Darle la espalda no significo absolutamente nada para ella, podía sentir su cuerpo arder cada vez que recordaba las cosas.

-¿Aclarar?-

Dijo con un hilo de voz delicado y apenas audible. Sí, la guerra podría haber terminado y ellos volverían a donde pertenecían donde Atenea nunca debió abandonar, haciendo a un lado su larga y oscura cabellera se sentó  quedando frente a ella totalmente.

-Si, escuche toda la palabrería… la pregunta sería si aquella mujer podrá respaldar su palabra hecha -

La dragona escupió con cierto desprecio la palabras, en efecto todo había sido hablado e aquella reunión y quizás volverían a ser las cosas como antes, o quizás ya todo había pasado a ser diferente. La dragona se levantó con brusquedad,  la mujer que tenía enfrente, el tiempo habría hecho cambios en ella, madurez ante las batallas posiblemente, no dudo en cerrar un momento los ojos y girar su rostro un poco ante todos los recuerdos del pasado juntas. Pero fueron las palabras que dijo que hicieron que con cierta molestia le mirarán.

- Todo tiene una razón… Entonces porque ella no hizo el esfuerzo de contactarnos ¿Por qué hasta ahora? -

Dolía bastante, su amiga de cabellos verdes podía defenderla todo el tiempo, siempre lo habría hecho con las personas que sentía afecto, pero quizás era lo que más le molestaba.

- ¡Es que acaso sigues sin entenderlo Ainhoa! -

Termino levantándole la voz, al tiempo que su cosmos se extendía con lentitud aún no era una agresión latente y las cadenas de la peliverde no se inmutaban, la dragona aun así podía percibir ese temblor tan característico de su compañera de antaño, siempre pasaba de la misma forma y realmente la dragona no tenía en mente ser tan violenta, si bien estaba molesta no era algo que tenía que ser contra de la mujer de Andrómeda.

- No somos humanos…. Somos los protectores de los humanos, dejamos de ser en el momento q decidimos este futuro para nosotros, deberías terminar de entenderlo; cuando las cosas se ponen mal nosotros somos la carne de cañón que protegerán a os dioses y la raza humana dependerá de nuestro cosmos y... De nuestra propia vida, nuestros oponentes jamás se tocaran el corazón-

La dragona dio media vuelta y camino unos pasos antes de caminar de regreso, se controlaba e internamente se alegraba de ver a su amiga de infancia continuar siendo la mujer que había conocido, antes de pararse nuevamente frente a ella, negó con la cabeza y termino con una dolorosa sonrisa en su rostro.

- siempre habrá muertes innecesarias Ainhoa, la vida desgraciadamente es así… bienvenida de nuevo al santuario me alegra realmente que regresen a donde nunca debieron abandonar, pero no me pidas que vaya con ella…-

¿Algún día podría perdonar a Atenea? Se preguntaba interiormente, ahora no sabía realmente como debía actuar, que es lo que debía hacer se sentía fuera e su confort y esto le molestaba de sobre manera.
avatar
Kasai de Dragón
General Marino

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 20/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Ainhoa de Andromeda el Mar Feb 24, 2015 9:30 pm

The Sick Rose
es de humanos errar pero es de sabios reconocer cuando te has equivocado
Sus palabras parecieron haber cobrado algo en los sentimientos de la dragona la cual parecia estar mirandola con recelo y no podia culparla realmente, ambas habian tomado su propia desicion en el momento en que habian cambiado caminos y direcciones, sus hombros se encogieron un poco al escuchar las primeras palabras de Kasai despues del discurso que habia dado, no cabia duda que era la misma de siempre, aquella que siempre estaba ahi para ayudarle, para consolarla y aconsejarle, su corazon habia comenzado a latir intensamente por aquel encuentro, y la reaccion que Kasai habia tenido con ella, aun le apresiaba aun existia algo de esa gran amistad que en su tiempo fue, aun habia esperanza y no se habia perdido del todo; Se quedo parada en frente de donde se encontraba la pelinegra, no movio ni un musculo y no lo haria hasta escuchar algo bueno que viniera de su amiga y asi lo hizo, reproche al fin pero le respondio, parecia acceder un poco ante su idea.

-Lo hara, ten fe en que si, a dado la cara tanto en Asgard como aqui en el santuario, es posible que este buscando remendar lo que queda del daño causado, como dije no fue completamente culpa de ella, no puedes actuar asi Kasai, ¿o no es por ella que te volviste santa? ¿no es por ella que estuviste en la misma senda que caminaba yo? crees que es casualidad que nosotros nos conocieramos y siguieramos el mismo camino convirtiendonos en las mejores amigas? - respondio con suma calma.

La reaccion de la dragona era de esperarse un poco, siempre habia sido un hueso duro de roer, siempre necia y testaruda cuando se le metia una idea a la cabeza lo que le hizo soltar una involuntaria sonrisa al notar las reacciones tipicas de ella, su impulso fue dar un paso hacia atras al ver la repentina que se habia vuelto su amiga al levantarse de golpe, le miraba con algo de rabia lo que le desconcerto un poco

-nos protegia Kasai, fue a un lugar donde nosotros no podemos ir, fue a buscar ayuda, por que no puedes entenderlo, simplemente....simplemente te cierras como siempre al mundo y mandas por la borda lo que no parece ser tu idea- respondio sin cambiar el tono de voz, la idea era hacerle entender a Kasai una cosa no pelear con ella por ello se encontraba en suma calma a pesar de las palabras directas a su amiga

Su amiga levanto la voz y con ello una gran fuerza viniendo de ella se hizo presente, era su cosmos que habia elevado de manera sutil provocando que las cadenas se manifestaran tambien, respondian ante aquella amenaza lo que provoco que ella elevara su cosmos tambien pero a diferencia de su amiga este seria mas calmado y con menos fuerza pero que se hiciera presente en ese lugar tambien.

-Lo entiendo perfectamente Kasai- suelta un suspiro- pero tu tienes una mision, un objetivo que aceptaste cuando decidiste ser un caballero, esta nuestra vida demas si de ella depende que la humanidad sobreviva, si en nosotros esta el dar nuestra vida por lograr el objetivo principal por el que se nos escogio ser santos debes dar tu maximo, debes aceptarlo con honor, debes ponerte en una postura digna y no como lo haces ahora querida amiga- le reprocho calmadamente

-no pediré que vengas conmigo si has tomado una decision, pero asi como tu estas aceptando tu destino y pides que se respete tu decisión asi mismo pido para conmigo, pero en mi estoy ofreciendo acambio la falta de rencor y desagrado hacia los objetivos de cada una, si e de encontrarme de nuevo contigo Kasai , en condiciones completamente diferentes no me tentare el corazón ante ti, por eso ahora aqui ante el templo del patriarca estoy aceptando tus decisiones asi como espero respetaras las mias- respondio cerrando los ojos detras de la mascara mientras disminuia su cosmos y las cadenas se relajaban

Situado despues de la reunion Ateniense/Marinos
avatar
Ainhoa de Andromeda
Santo de Bronce


Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 01/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Kasai de Dragón el Jue Mar 05, 2015 1:49 pm

-¿Fe? Es enserio Ainhoa..

Dejo de hablar de golpe, su amiga era la misma inocencia de siempre Atenea debía sentirse alagada de tener un caballero de bronce tal ciega y estúpidamente leal como lo era su amiga.

-Pudo no haber sido su culpa pero ¿Por qué hasta ahora viene? Responde Ainhoa, porque no se dignó a buscarnos intentarlo aunque fuese para hacérnoslo saber y así regresar a su lado

Sentía una vena de ira por todo su cuerpo que se tensaba cada vez más, necesitaba respuestas deseaba realmente entender aquello, si tan solo pudiera explicarle aquello con eso se daría por bien servida, el por qué no los habría contactado, ella hubiera ido a su lado a continuar lo que desde pequeña había sido inculcado para ella, además que gustosa lo habría hecho así nunca hubiera sido separada de su amiga, pero en aquel momento tras todo lo que habría pasado sentía un odio que se incrementaba hacia la Diosa pese a no quererlo dar a conocer ¿Cómo podría regresar entonces? Pero entonces. Mientras le escuchaba hablar la pelinegra cerraba su puño que se cernía con fuerza.

-¿Qué? Cerrarme

Dijo bajo, incrédula y mientras un observaba con sorpresa a la guerrera de Andrómeda, mientras se acercaba acortando la distancia entre ambas, termino de hablar la mujer y la escena parecía congelarse como en una de tantas películas japonesas hubiese visto de pequeña, la brisa era la única que les acompañaba, junto con el rugir leve del cielo que avisaba con antemano la llegada de la purificante agua y entonces el sonido ajeno al del cielo se hizo presente, era el de un golpe y en específico una cachetada a la mujer de cabellos verdes lleno el sitio logrando con ello que la máscara que ella llevaba saliera disparada hasta el suelo.

Un ligero brillo de sus mojados ojos se dejaba ver a lo que agradecía que el viento le cubriera el rostro dado que no utilizaba la máscara en aquel momento, debilidad insulsa la dragona cuando cayó en cuenta que habría lastimado física y emocionalmente quizás a su… estaría bien decirlo ¿Amiga? Esto le habría dolido también o más a ella, y era algo que no se podía permitir. Respiro hondamente sintiendo el hormigueo en su palma que instantes antes hubiera colisionado con la mejilla de la tierna guerrera de Andrómeda.

-Cómo puedes decirme esas cosas Ainhoa... Tú…sabiendo que daría la vida por...

No termino la frase y dio media vuelta ocultando el dolor que no venían del significado de las palabras si no de quien se las estaba diciendo, muchos ya la habían tachado de ser muchas cosas, realmente nunca las tomo en cuenta, nunca le importo lo que los demás le dijeran pero la mujer con quien hubiera compartido toda su infancia, a quien consideraba inclusive de su familia, ese era otro tema, la dragona además de Atenea daría la vida por su amiga, siempre la protegió y ahora pese a que era una guerrera férrea aún seguía sintiéndose responsable de.

-crees que me alegro de servirle, cuando solo estoy haciendo mi trabajo... uno que muchos abandonaron y entonces a mí me señalas con tanta facilidad ¿En serio?

No entraría en más detalles sobre la soberana a la que en un inicio seguía firme y sin siquiera dudar, desde niña mientras les habrían informado sobre su destino, la dragona comenzó a despojarse de sentimientos que no tuvieran que ver con la tarea de proteger a la Diosa y la humanidad, olvido como ser amable con las personas quienes fueran, también olvido pensar en cuestiones amatorias o si quiera pensar en aquello, habría perdido tantas cosas y ganado dolor, madures obligatoria ¡Cicatrices! Pero solo había algo que hasta ahora había entendido que no pudo olvidar... la amistad por aquel ser bondadoso que siempre sonreía y que era una maraña de cabellos verdes por la mañana... si tan insulso como una palabra de siete letras y que tenían un físico verde y bondadoso.

-he sido débil…

Musito en voz audible pero más como un reclamo para ella misma que para la peliverde, ella no le entendía no sabía lo que por su mente estaba debatiéndose. Fue así que se giró hasta el rostro que amable de su amiga.

-No lamentablemente no entiendes nada… Y no me vengas a dar clases Ainhoa… podrás pensar muchas cosas… Ahora de mí, pero si algo he sido siempre ha sido una fiel caballero de bronce, siempre he sabido lo que significaba estar en este destino y lo acepte.

Escupió las palabras con un dolor que apenas se percibía, como podía si quiera pensar en que no sabría los principios o si quiera que no los tomara con el valor que debían tener.

-No he tomado ninguna decisión Ainhoa… pero veo que tú por otro lado sí que estas tomando un lado en específico y apuntando a otros con facilidad.

Su amiga ahora le informaba que llegado el momento no se tentaría el corazón, algo más para sumarse en lo que hacía que su sangre hirviera malamente, porque tenían que haberse conocido de aquella forma, se preguntaba mientras deseaba en sus adentros que en un futuro si volvían a reencarnar, tuviera la oportunidad de disfrutar realmente de la amistad que la mujer de cabellos verdes le habría dado.
avatar
Kasai de Dragón
General Marino

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 20/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Ainhoa de Andromeda el Jue Mar 19, 2015 1:02 am

The Sick Rose
es de humanos errar pero es de sabios reconocer cuando te has equivocado


Las palabras de la dragón son tan frías y cortantes como pequeñas dagas que hieren el alma de la pequeña peliverde, el intento vano de explicar las cosas simplemente parecen alebrestar a su amiga quien no parece entenderla del todo, ¿orgullo? ¿necedad? ¿decepción? aquellas palabras saliendo de la boca de la amiga de la santa de Andromeda no parecen tener sentido luego de lo expresado por ella misma

-que no entiendes la situación acaso Kasai? no puedes tener mínima consideración, tu fe y confianza se que han sido quebrantadas pero solo son malos entendidos, no pretendo hacerte cambiar pero no puedes vivir con este rencor eternamente Kasai- respondió apaciblemente

Podía sentir la ira surgiendo de la dragona, no necesitaba ser adivina para reconocer lo que estaba pasando en el interior de aquella de pelo morocho, su aura se sentía también, sus facciones y lenguaje corporal a delataban, le partía el corazón verla de esa manera, pero solo dejaría que el tiempo hiciera su trabajo, la voz de su amiga seguía resonando en aquel lugar, agacharía la mirada como siempre lo había hecho ante un regaño pero solo fue un pensamiento fugar que al final solo se torno en fortaleza, no había por que agachar la su amiga no tenia la razón esta vez, no a consideración de ella misma, tenia su opinión si, tenia su perspectiva si, pero eso eran meros puntos de vista, el libre albedrío de cada individuo.

La distancia entre ambas se cerraba cada vez mas gracias a la dragón que ante la impotencia de las palabras de ella, fue entonces que su mejor amiga oso en levantar una mano en contra de ella, una bofetada con la que dejo caer la mascara que le cubría el rostro, no cabía en su entendimiento como es que a quien consideraba su amiga podía hacer tal acto, sus ojos se llenaron de lagrimas, no por el dolor que le había producido dicho golpe, eran lagrimas de tristeza, decepción,  aquel acto había roto algo en su interior, el viento soplo y alboroto el cabello de la portadora de Andromeda, el clima se sentía frió, comenzaba a sentirlo en la piel, sus cadenas reaccionaron ante la agresión como dos fieras serpientes alejando un poco a Kasai que estaba muy próxima a ella, aunque podía verse húmedos sus ojos en su rostro parecía haber serenidad, aparente calma ante la tempestad que se estaba formando en su interior.

Ella se inclino solo para tomar su mascara y volver a comodarla en su rostro, dio un par de pasos hacia atras sin dejas de mirar a Kasai, quiza se arrepentiria de las palabras que estaba por mencionar pero no le habia dejado otra alternativa

- Crei conocerte de toda la vida, creí que eras mi amiga , ahora veo que estaba tan equivocada - la voz le temblaba, apenas pudo mantener el todo esta vez en sus palabras, al haber dado aquellos pasos hacia atras ahora tenia espacio para hacer lo único que le quedaba por hacer, salir corriendo de ese lugar rumbo a la casa de piscis, las cosas no habían salido como había esperado y necesitaba aclarar las cosas, un tiempo a solas, huir no seria la respuesta pero si la medida mas correcta, presionar las cosas solo haria que se derrumbara lo poco que quedaba de ellas dos.



Situado despues de la reunion Ateniense/Marinos
avatar
Ainhoa de Andromeda
Santo de Bronce


Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 01/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Sick Rose {Ainhoa]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.