Últimos temas
» Free Download Metaheuristics For Hard Optimization Pdf Viewe
Lun Oct 10, 2016 11:16 pm por ysbesyre

» Little Failure Gary Shteyngart Epub Format
Lun Oct 10, 2016 4:08 am por ysbesyre

» saint seiya la leyenda continua
Mar Dic 08, 2015 2:54 am por Invitado

» Central de misiones 3.0
Lun Nov 16, 2015 3:50 pm por Azor Ahai EUC

» Prologo -Capitulo 4- Actualmente
Lun Nov 16, 2015 3:27 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Avatar
Dom Nov 15, 2015 7:38 pm por Azor Ahai EUC

» Registro de Armaduras
Dom Nov 15, 2015 9:07 am por Azor Ahai EUC

» Censo octubre 2015
Dom Nov 15, 2015 9:05 am por Azor Ahai EUC

» Arrasando con la base enemiga (LIBRE)
Jue Oct 29, 2015 11:38 am por Hyperion de Ébano

» La efímera luz de la destrucción *Visto*(Privado: Saga)
Lun Oct 12, 2015 9:24 pm por Phebe el brillante

» La cruz en tu camino
Jue Sep 10, 2015 9:48 pm por Jerico de cruz del sur

» Austenland {Cambio de botón - Elite}
Lun Ago 31, 2015 10:39 pm por Invitado

» llega un nuevo Santo de bronce
Miér Ago 26, 2015 11:11 pm por Ryuko de Pegaso

» Game Threads → Garuda.
Sáb Ago 22, 2015 10:34 am por Suikyo de Garuda

» Y por si fuera poco ahora son dos ( Capricornio y Sagitario)
Vie Ago 21, 2015 10:46 am por Hikari de Cuervo

historia
HISTORIA
Li Europan lingues es membres del sam familie. Lor separat existentie es un myth. Por scientie, musica, sport etc, litot Europa usa li sam vocabular.

Li lingues differe solmen in li grammatica, li pronunciation e li plu commun vocabules. Omnicos directe al desirabilite de un nov lingua franca: On refusa continuar payar custosi traductores.
Administracion
Nombre Apellido
Nombre Apellido
Nombre Apellido

Réquiem ㅡLibre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Réquiem ㅡLibre

Mensaje por Maina de Virgo el Lun Sep 22, 2014 3:30 am

Las tensiones eran ya casi algo parte diario en el castillo de Valhala, para alguien como ella era duro de soportar, más en días posteriores le había sido reclamado el hecho de no ser tan participe en las futuras estrategias, se permitió el exponer algunas, las cuales claro no fueron escuchadas y refutadas al instante. Otro día sin éxito alguno, el tiempo iba avanzando muy rápido, y por duro de admitir que fuera, no estaba de parte de ellos. ¿Qué sería del Santuario en esos momentos? ¿Estarían todos bien? Pese a todo, a esa tranquilidad que siempre solía mostrar, no dejaba de preocuparse por aquellos que tal vez ahora odiaban a toda la orden dorada, que les deseaba la muerte y tal vez solo aquellos que aún albergaban la esperanza de que ellos volvieran para hacerle frente a los generales Marinos.

Abrigándose hasta sus delicadas manos, como accesorio final, rodeo su cuello con una bufanda de lana en color roja, uno de sus preferidos sin duda alguna, más por el hecho de recordarle a su India. No creyó necesario el tener que llevar su armadura, aquella cloth dorada se había quedado en la que era su habitación por el tiempo que aguardaban asilo con los guerreros de Odín.
A pocos pasos, la densidad del bosque se hizo presente, aquel lugar aún no había sido explorado por la joven amazona, sin duda despertaba curiosidad en ella, aunque aún no se había dedicado a admirarlo con sus propios ojos, pues como en pocas ocasiones, iba caminando con su ojos cerrados, dejándose guiar tan sólo por la percepción de sus otros sentidos, le parecía mucho mas cómodo, podía distinguir hasta el más mínimo detalle, percepción que los ojos humanos a veces son incapaces de ver.

Con un salto, se colocó en una rama de un árbol de gran tamaño, aspiro profundamente, llenando sus fosas nasales del cálido aroma que despedía el bosque en si, naturaleza, humedad y frío, era lo primero que podía percibir, así como el olor a tierra combinada con el olor de los animales habitantes del mismo. Con un salto a otro, fue avanzando de rama en rama, pero cierta sensación de ser perseguida le hizo alarmarse, avanzando con más rapidez. Si se trataba de un enemigo, estaba en completa desventaja al no traer su armadura, no dudaba de ser capaz de hacer frente sin ella, pero no era lo mismo, en caso de.
Su única opción fue descender su cosmos hasta hacerlo imperceptible y dejándose caer de los árboles para avanzar a pie sobre la tierra.

Un claro al medio del bosque, o bien lo que suponía ella, sería su escondite perfecto. Suspiro largamente, el cosmos de antes lo dejo de sentir, tal vez había sido sólo su imaginación. Llevo sus dedos hacia sus párpados que aún permanecían cerrados, tallando estos con suavidad, aquella invisible persecución le había agotado un poco. El crujir de unas ramas a pocos centímetros de ellas le alarmo, más enseguida se relajo, tratándose de un lobo, abundaban aquellos en lo que era Asgard competo, y aunque su naturaleza era salvaje, para con ella solían ser lo contrario. Tomo entre sus manos lo que el lobo portaba en el hocico, no fue necesario que ella viese que era para reconocerle. ㅡGracias canino amigo, no se que hubiese hecho si hubiese perdido este rosario.ㅡ Acaricio el lomo de aquel lobo que tal pareciese, prefirió quedarse a hacerle compañía, mientras la dama, envolvía entre su mano diestra, aquel rosario budista que era tan importante y encomendado para ella. Suspiro largamente, dejando caer su espalda hacia el suelo, fijando su mirada hacia el cielo, coloreado de lo que parecía ser ya la media tarde, asomándose algunas estrellas que se confundían con los multi colores del atardecer. El aire comenzaba a correr, y aunque era tan frío como el hielo mismo, la verdadera maravilla era la música causada de manera natural, cada ráfaga de aire que movía las ramas de los árboles chocando entre estas, hacían sonar suaves y agradables sonetos, como un réquiem bien practicado que la madre naturaleza le estaba regalando a la dama.
Y es entonces que sólo a esos pequeños momentos, sólo se pueden disfrutar al ser uno mismo con el entorno.
avatar
Maina de Virgo
Santo de Oro


Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 10/09/2014
Localización : Buscando alcanzar la iluminación.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem ㅡLibre

Mensaje por Edzard el Lun Sep 22, 2014 10:53 am

Luego de haber acompañado al nuevo caballero de Aries de vuelta al palacio luego de su encuentro en las afueras de la cueva ardiente, Edzard decidió volver a su "hábitat" natural. El bosque. A pesar de las distintas actividades que tuviera a lo largo del día, siempre se daba su tiempo para volver a aquella área que era su deber resguardar. Después de todo, era el más indicado para esa labor, ya que gracias a su contacto con las fuerzas naturalezas, podía enterarse de cualquier cosa que allí sucediera. Y alguien saltando de rama en rama rápidamente tratando de ocultar sospechosamente su cosmos no era la excepción.

- "Hmp... Así que tenemos un visitante. "

El caballero de Megrez pensó por un momento imitar al individuo que se había adentrado al bosque e ir saltando de rama en rama por los frondosos árboles hasta alcanzar a su objetivo. No obstante, posteriormente pensó que ese sería un enfoque bastante descuidado de su parte, por lo que decidió hacer uso de una mayor cautela y usar una fracción de su habilidad más poderosa. La unidad de la naturaleza.

- "Hmp... ¿A donde está yendo? No parece tener un rumbo fijo... ohh espera, parece que se está dirigiendo al claro. Supongo que yo también entonces."

Gracias a su habilidad para comunicarse con las fuerzas naturaleza, todo aquello que atestiguaban los árboles era algo de lo que Edzard se enteraba. No había nada en ese bosque que pudiera escaparse de su ojo vigilante. Quizás por eso el antiguo caballero de Dubhe Alpha burlonamente le había puesto el apodo de "El fisgón Nórdico". Desde luego no era un título que el caballero de Megrez diría en voz alta, pero ciertamente era acertado.

De la misma manera que la persona que se había internado en el bosque, el Dios guerrero disminuyó su cosmo y posteriormente comenzó a caminar con parsimonia hasta donde el claro. En el camino comenzó a revisar sus alrededores para ver si no veía nada sospechoso o digno de mencionar a la señorita Hilda; después de todo, ya había encontrado cadáveres de guerreros portando unas misteriosas armaduras negras, las cuales aparentemente no pertenecían a los guerreros de Poseidón. Luego de unos minutos, el guardián del bosque llegó hasta donde el claro, encontrando no solamente uno de los sectores más bellos de aquella área, sino también a la persona que estaba buscando.  

- Te mueves muy bien por este bosque como para ser alguien que se haya perdido por casualidad. - Dijo a unos metros de la joven que se encontraba reposando sobre el suelo con la mirada perdida en el cielo. - ¿Alguna razón para tener tanta prisa por llegar aquí?

No percibía ninguna amenaza de aquella joven una vez que pudo verla más de cerca, no obstante, su deber como Dios guerrero le exigía cuestionar cualquier actividad sospechosa, y el hecho de que estuviera desplazandose rápidamente por el bosque como si temiera ser encontrada le parecía algo que caía en la categoría de sospechoso. Desde luego, posiblemente solo era un posible malentendido y no había de que preocuparse. Pero como no conocía a esa persona en cuestión y no llevaba una armadura que la confirmara como un caballero dorado, la cautela no estaba de más.

- "Aunque alguien que le cae tan bien a los animales de aquí dificilmente puede ser alguien con malas intenciones. "

Pensó el asgardiano al ver como la joven rubia estaba compañado de un lobo que aparentemente se había sentido bastante cómodo junto a su compañía. Uno de los mismos lobos que en su primera estadía en el bosque trataron de devorarlo y dejar sus huesos enterrados en la nieve, ahora se portaba como un perrito manso al lado de aquella joven. Inclusive el canino miró férreamente a Edzard y le dirigió unos pequeños gruñidos, pero bastó con una mirada del Dios guerrero para que se calmara un poco de mala gana.
avatar
Edzard
Dios Guerrero

Dios Guerrero

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : ???

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem ㅡLibre

Mensaje por Maina de Virgo el Lun Sep 22, 2014 2:27 pm

Como si todo estuviese de acuerdo, conforme los minutos pasaban, el aire arreciaba más, haciendo que el choque entre las hojas de los árboles y demás continuarán con aquel natural concierto, algo que sin dejar lugar a dudas era un escenario poco normal pero digno de presenciar. Su mano que delicadamente descansaba sobre el lobo que a la misma vez se había echado a su lado, se movió, por el levantar del mismo can, notando la tensión correrle por sus venas, basto escuchar en compañía una tercera voz, se atrevía a asegurar que aquella persona que 'casualmente' la había encontrado, trataba de aquel que había sentido y la razón por el cual había llegado a donde esta ahora.

No, no me he perdido. He de decir a mi defensa, que sentí un cosmos nada familiar a mis espaldas, por ello mi rapidez al desplazarme por este lugar. Vera usted, sin mi armadura, estoy algo indefensa.ㅡ Probablemente era muy pronto para anunciar que se trataba de un caballero femenino, pero no se sentía amenazada por el joven caballero, aunque aún como hace unos momentos, no podía sentir su cosmos, probablemente así como ella, lo había disminuido al grado de ser casi imperceptible. ㅡAdemas de, la razón que expuesto, sea una más el hecho de querer disipar la tensión y el estrés que se vive en el palacio Valhala, no soy muy partidaria a ello y preferí venir a un lugar que fuese de lo más tranquilo, sin duda mis sentidos no se equivocaron al traerme hasta acá.

Hasta hace un momento, su vista se había mantenido tal cual en el cielo colorido, para ahora dirigirse hacia el joven, mirándolo detalladamente, los que serían enemigos no se acercarían a ella de esa manera, lo había comprobado varias veces, aquella persona probablemente pensaría lo mismo de ella. ㅡPermítame presentarme, mi nombre es Maina, estoy al servicio de Athena cómo santo dorado de Virgo.ㅡ Hizo una pequeña venia hacia el joven, a manera de presentación para disipar cualquier duda o cuestión que él tuviese para con ella.
avatar
Maina de Virgo
Santo de Oro


Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 10/09/2014
Localización : Buscando alcanzar la iluminación.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem ㅡLibre

Mensaje por Edzard el Lun Sep 22, 2014 6:07 pm

- Me disculpo si percibiste amenazante mi presencia. He de presentarme para que no haya malentendidos en el futuro. Mi nombre es Edzard, Dios guerrero de Megrez Delta. Da la casualidad que soy el guardián de este bosque.


Tras escuchar los argumentos de la joven que respondía al nombre de Maina, el caballero de Megrez se sintió más tranquilo y pudo darse el lujo de relajarse un poco. Aunque sabía que los caballeros dorados se daban el lujo de explorar aquellas tierras nevadas al contento de su curiosidad, Edzard prefería estar al tanto de todo lo que sucedía en los confines de aquella zona que era su deber vigilar. El hecho que se tratara de una persona sin una armadura de Athena, cuyo cosmos no conocía y que parecía huir de la presencia del Dios guerrero, lo hizo manifestar algunas sospechas.

- Ya veo... aún así, por cautela recomendaría llevar la armadura aunque sea en esas enormes cajas que he visto llevan algunos de sus compañeros. Quizás no sea lo más cómodo, pero en estos tiempos un poco de precaución no está de más.

Posteriormente guardó silencio unos momentos quedandose a contemplar aquel plácido y esplendoroso lugar que se ocultaba en los confines de su territorio. ¿Cuando había sido la última vez que se había paseado por esos bosques solo para relajarse y no por trabajo? ¿Cuando fue la última vez que se sentó en la nieve y hacer uno o dos muñecos a los cuales les inventaba un nombre y una historia? Quizás a este punto él ya se había hecho uno con la tensión del deber. Después de todo, no hacía más de un par de horas que pudo haberse matado en un río de lava ardiente solo por la presión de volverse más fuerte para cumplir mejor sus responsabilidades.

- Hmp... Ciertamente la ausencia de un curso de acción ha incrementado la tensión respecto a como proseguir. (Se Recarga junto al frondoso tronco de un árbol). y nadie parece poder aportar una solución que convenza a todos. De hecho, hace algún tiempo escuché que hubo una especie de asamblea entre los caballeros dorados, pero no terminó precisamente bien. Espero que actualmente ya se encuentren en mejores términos, o de lo contrario será muy difícil llegar a un acuerdo pronto.

Concluyó el Dios guerrero en voz alta. Si bien parecía estar dirigido a la Santa de Virgo, posiblemente también era una reflexión personal que simplemente tenía ganas de decir desde hace rato. La última vez que se molestó en enterarse del contexto de los santos atenienses, supo que había demasiadas riñas y conflictos entre ellos y ya no quiso involucrarse más en el asunto pues sentía era algo que debían resolver por ellos mismos. Aún así,  esperaba que aquella joven pudiera darle buenas noticias de que ya estaban empezando a confiar más entre ellos y dejar atrás sus diferencias. De lo contrario, posiblemente solo sería cuestión de tiempo para que las armaduras doradas eligieran a personas que sí puedan hacerlo.



Spoiler:
Post # 100  Cool
avatar
Edzard
Dios Guerrero

Dios Guerrero

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Localización : ???

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem ㅡLibre

Mensaje por Kaileena de Grifo el Lun Sep 22, 2014 7:22 pm

Entre los arboles del lugar se notaba una sombra que paseaba en los alrededores, siguió a lo que parecía ser un joven que portaba una armadura con un tono azulado que saltaba de rama en rama en los gigantescos arboles, termino por detenerse entre los arboles que estaban a una distancia algo larga, desde allí pudo observar a una joven y al hombre que ella seguía cautelosamente hablando entre ellos.

La joven misteriosa portaba una vestimenta de ceda un vestido blanco, sobre su brazo portaba una cadena negra que iba desde su dedo anular hasta su hombro, se acerco detenidamente a las personas que estaban allí, la mujer camino con los ojos entrecerrados y los abrió al estar lo suficientemente cerca para ser vista dejando al descubierto sus orbes azules, mientras camina una energía obscura muy ligera caminaba detrás de ella volviendo de un tono obscuro el ambiente que ella pisaba, observo a esas personas detalladamente y giro su mirada a la criatura de cuatro patas que permanecía levantada mostrando sus dientes a la joven de cabellos grisáceos.

"Parece que ese animal me ha notado muy rápidamente....".- Movió su mano izquierda formando un circulo pequeño y justo al instante una ráfaga se presento golpeándolo. Miro al lobo mientras este yacía en el suelo, su mirada fría observaba cuidadosamente el ambiente que ahora ella había creado.

Con una voz seria dijo.-Vaya...Vaya perdónenme si he perturbado su tan anhelada paz.- Su tono era serio pero había algo de sarcasmo dentro de sus palabras. Cruzo los brazos mientras clavaba la mirada en ambas personas.
avatar
Kaileena de Grifo
Espectro


Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 19/08/2014
Localización : Dentro del Tribunal del Silencio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Réquiem ㅡLibre

Mensaje por Maina de Virgo el Mar Sep 23, 2014 12:01 am

Vaya, es un placer conocerle Dios guerrero, en mi breve estancia que llevo en Asgard, es con el primero con el que entablo una conversación.ㅡ Llevó una de su manos hacia su boca, tapando esta con el fin de ocultar las suaves risas que habían salido de su boca. ㅡPeculiar manera de habernos conocido.ㅡ Comentó más para si misma que para el caballero, a lo cual, le hizo esbozar una sonrisa. De cierta forma le tranquilizaba que como bien habían sido sus sospechas, no estaba en compañía enemiga.
En cierta forma le daba la razón al joven en sus palabras, a los tiempos en los que estaban viviendo, era descuidado de su parte el no andar con la armadura, y no porque se le hiciera pesada el cargarla, si no, por efectivamente, descuidada; no cabía duda que aún era muy joven y debía aprender muchas cosas. ㅡNo son tan pesadas como lucen...pero le doy toda la razón, aunque por el hecho de no traerla conmigo no quiere decir que esta no acuda cuando le llame. Digamos que es una conexión vía cosmos.ㅡ Se atrevió a confesar algo que era muy para los caballeros Atenienses, dejando de lado el agradecimiento de la 'preocupación' si de le podía decir así, por un lado Maina no estaba tan preocupada si de una lucha se trataba, siempre podía llamar a su armadura con su cosmos, claro, siempre que la distancia fuera prudente, y si sus conjeturas no eran tan erradas, eran unos metros lejos del palacio.

Aquello había resonado por la mente de la joven, dejándola sumergida en sus pensamientos, si, era cierto que últimamente las cosas no estaban yendo bien para la orden dorada, y agradecía a los Dioses Guerreros tener poca participación en ello, tener una disputa con ellos no sería nada ventajoso para quienes estaban allí como viles arrimados, o diciéndolo de una forma amable 'invitados', aunque ellos mismos se hubiesen auto-invitado al asilo que Asgard les ofreció.
Tomó un mechón de su cabello, jugando con aquella rubia hebra en su dedo índice, desviando su mirada hacia el lobo a su lado que finalmente se había tranquilizado y volvía a hecharse como cual mascota. ㅡSi, me enteré de ello, lamentablemente cuando eso paso yo aún no arribaba a Asgard, pero en efecto, hay más tensión que solución.ㅡ Suspiró, pues ese tema no solo le afectaba a ella, si no a todo lo que se supone confería con el regreso al Santuario, a su hogar. ㅡNo es fácil para personas que son unos completos desconocidos, para algunos que nos consideran los 'impostores' y que no podemos cubrir el lugar de sus antiguos y ya fallecidos compañeros. Más albergo la esperanza como usted, de que logremos dejar esas diferencias, finalmente, todos tenemos un mismo objetivo, y eso debería ser suficiente para poder obtener una estrategia y una solución pronta.ㅡ Como bien lo había expresado con otros dos compañeros dorados que había tenido el gusto de conocer e intercambiar palabras, si no confiaban el uno de los otros, no iba a haber una solución, y el tiempo sin duda alguna no estaba al favor de los Atenienses.

Antes de volver a pronunciar si quiera alguna palabra, notó el cambio repentino en el ambiente, aquel viento refrescante que hacia sonar sonetos de la naturaleza, se había detenido, como si por arte de magia todo lo referente a vida se hubiese apagado, y eso no pasó desapercibido por la dama de rubios cabellos, bastó confirmarlo al notar el cambio en su lobo acompañante, que apenas duro unos breves segundos gruñendo, hasta verle con su vida extinguida. Su mandíbula se tensó, ¿que había hecho el pobre animal para merecer el quedar sin vida? Una breve ráfaga de electricidad le recorrió el cuerpo entero, más no mostró absoluta expresión en el rostro, por el contrario a antes, había cerrado su mirada, mostrando la serenidad característica de la fémina, con aquella expresión a oscura visión, dejando en activo sus demás sentidos.
Y por ello, se puede asumir que usted no es carácter que disfrute la paz.ㅡ Más que una pregunta, comentó aquello como una afirmación. No le era necesario mirar a la dama para saber que era lejos de ser alguien amigo o aliado, además de su cosmos, el aura que despedía, sin necesidad de ella verlo, sabía era oscuro. Como toda partidaria de ser pacifista, mantendría la calma, pero aquello, prometía ser más que una tarde común.


Léeme (?) ooc:

  • Edzard, /O/ felicidades por tu post #100.
  • Btw, puse en blanco las letras, porque en rojo se me complica un poco el leerlas, espero no les incomode u.ú
  • avatar
    Maina de Virgo
    Santo de Oro


    Mensajes : 144
    Fecha de inscripción : 10/09/2014
    Localización : Buscando alcanzar la iluminación.

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Edzard el Mar Sep 23, 2014 10:59 am

    Banda Sonora:

    - Tsch... "¡No puede ser!, bajé la guardia"

    Un gran impulso de sorpresa y frustración recorrió de pies a cabeza el cuerpo del Dios guerrero, quedando bremente atónito por su error. Al haberse confiado de haber encontrado a Maina, no se le ocurrió que hubiese otro intruso en el bosque, quien seguramente se había internado allí luego de que Edzard se relajara y comenzara a charlar con Maina. Lo peor del asunto es que todavía resentía un poco la fatiga de su entrenamiento, pero confiaba en que pudiera mantener esa información para sí mismo.

    A pesar de ser testigo del acto de crueldad de aquella joven al acabar con aquel can  al que la santa de Virgo le había tomado cariño, el caballero de Megrez se sintió algo confundido al respecto. Después de todo, tenía la oportunidad de haber dado un golpe directo a cualquiera de los caballeros allí presentes. ¿No era su intención acaso matarlos? ¿O acaso estaba tan confiada de poder acabar con ambos aún luego de anunciar su presencia? Fuese como fuese, Edzard debía andarse con cautela para no iniciar un combate antes de tiempo. Al menos no sin saber para quien trabajaba esta persona.

    - ¿Quien eres tu? - Preguntó Edzard férrea y secamente al mismo tiempo que desenfundaba un instrumento punzo cortante hecho de cristal y le apuntaba con ella a la recien llegada. - ¿Y que te trae a Asgard?

    La mirada de Edzard era fría y penetrante como si se tratase de un cuchillo. Su estancia era firme y sus palabras denotaban su autoridad como guardián del bosque y Dios guerrero. No obstante, sabía que con gestos y palabras no lograría vencer a ningún oponente. Aún así, con suerte aquella persona le seguiría la conversación y dejaría salir algún detalle importante. Y si la situación se tornaba para peor, al menos el Dios guerrero se sentía protegido dado que estaban en su territorio.

    Spoiler:
    Nah, no me molesta el blanco Maina, descuida.
    avatar
    Edzard
    Dios Guerrero

    Dios Guerrero

    Mensajes : 218
    Fecha de inscripción : 06/02/2014
    Localización : ???

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Kaileena de Grifo el Mar Sep 23, 2014 4:02 pm

    Puedes verlo de esa forma si gustas.- respondió a la mujer de cabellos dorados, después de responderle a la joven observo las rápidas reacciones de ambos.

    Observo el cristal que el joven portaba en manos.- Se veían tan apacibles que no pude resistir el seguirle, Ya debería saber mi identidad Dios Guerrero.-Dijo con un tono serio y seguro,escucho la segunda pregunta de aquel humano un gran cosmo se hizo presente y envolvió a la joven de orbes Azules, la energía se disperso dejando al descubierto un ropaje purpura con alas enormes en la espalda justo en ese instante respondió.-Soy la Estrella Celeste de la Excelencia pertenezco a la legión de Espectros del Dios Hades, Mi nombre es Kaileena.

    Dio unos cuantos paso cerca de las personas allí hasta quedar tan cerca del dios guerrero que el cristal que este portaba estaba a una distancia corta de ella. Ante esto sonrió e inclino un poco la cabeza de lado el viento se hizo presente revolviendo los plateados cabellos de Kaileena dejando al descubierto la marca en su frente.Quizás no me hayas notado antes pero llevo aquí un tiempo, observando a los Caballero de Athena y también a los Dioses Guerreros; Que malas defensas tienen por aquí pues ustedes son los únicos que me han visto.-La estrella celeste permanecía firme frente a los que parecían ser sus enemigos sin embargo no notaba absolutamente nada en la joven que allí permanecía, la miro fijamente el aire se volvió mas espeso y cerca de la chica rubia unos pequeños rayos se acercaban desde su espalda¿Acaso tenia planeado hacerle lo mismo que le hizo al lobo que la acompañaba?



    Nota:
    Bueno viendo que Maina dice que se le dificulta leer la letra roja preferí cambiar el color de la mía para que fuese mas cómodo n.n

    Otra cosa o.o yo solo golpe al lobo no lo mate pero a como veo las circunstancias pues dejaremos que este sin vida o.o pobre lobito

    Saludos
     
    avatar
    Kaileena de Grifo
    Espectro


    Mensajes : 78
    Fecha de inscripción : 19/08/2014
    Localización : Dentro del Tribunal del Silencio

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Maina de Virgo el Mar Sep 23, 2014 11:52 pm

    No se adelantaría a los hechos que su mente comenzaba ya a trazar, no estaba segura de quien se trataba, pero aquel oscuro cosmos le hacia temer de cierta forma, en su vida, no se había enfrentado a alguien así, si se interesaran en su historial, era casi nulo que se enfrentara contra algunos seres del mal, como lo era seguramente aquella dama en cuestión.
    Antes de articular palabra alguna, aquel Dios Guerrero que estaba en su compañía se había adelantado, y así como sentía el cosmos de la joven, podía sentir también el de él, variar e incrementarse de una manera moderada. Se quedó en silencio tras escuchar las palabras del joven cuestionar a la dama en presencia, ligeramente su entrecejo se había fruncido, ni siquiera había tenido un atisbo de duda al decir quien era ella.

    Ella como el resto de los que habitaban en Asgard habían sido sumamente descuidados, o ella realmente sabía como ocultar perfectamente su presencia, ni siquiera el rosario de 108 cuentas que portaba ahora en su brazo diestro y le lanzaba ciertas descargas, con anterioridad se había comportado en vil calma , todo aquello le daba vueltas en la cabeza, más era necesario que se mostrara en calma, como era su estrategia de siempre, encontrar las palabras adecuadas para que la situación no se desenvolviera en una batalla sin razón válida.
    ¿Qué es lo que quieres aquí? Para llevar tiempo como dices, alguna razón debes tener además de solo observarnos.ㅡ Apretó con suavidad el rosario sobre su mano diestra, sonando lo más tranquila, y en parte lo era, la situación no le iba a sacar de todos sus años de entrenamiento para saber como llevar una situación así.
    Tan solo ladeo ligeramente el rostro, no siendo necesario que abriera sus párpados para saber que algo a sus espaldas le estaba amenazando, y era causado por la dama espectro de Hades. Aunque no la mirada, su rostro se cuadro nuevamente de manera directa hacia la joven, con la misma calma sin tener una variación. ㅡ¿Le incomoda algo, espectro Kaileena?ㅡ Un aura dorada comenzaba a envolver el cuerpo de la fémina Virgo, habiendo dejado salir algo de su cosmos, como manera de protección aunque, ello no fuera suficiente si trataba la contraria de atacarle, por mantener un equilibrio, aquel mismo cosmos lo desvió en una pequeña y suave ráfaga, en el cual a breves segundos, un rayo luminoso se dirigía en dirección de los presentes, haciendo aparecer al frente de la fémina de cabellos rubios, la caja de Pandora dorada que guardaba la armadura de Virgo, enseguida esta abrió y vistió el cuerpo de la dama en cuestión, desapareciendo así como llegó, la caja de Pandora, asumiendo que regresaba del lugar que provino.

    Léeme (?) ooc:

  • Lo siento por eso QwQ entendí mal jejeje

  • avatar
    Maina de Virgo
    Santo de Oro


    Mensajes : 144
    Fecha de inscripción : 10/09/2014
    Localización : Buscando alcanzar la iluminación.

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Edzard el Miér Sep 24, 2014 10:58 am

    Las palabras de la dama de blanco (Que ahora portaba una imponente armadura que relucía una negrura con la intensidad de las tinieblas) dejaron un tanto perplejo al Dios guerrero. ¿Llevaba ya bastante tiempo allí? ¿Como diablos no se había dado cuenta antes ya de su presencia? No obstante, en lo que la espectro se distraía apartando la mirada y fijandola en la santa de Virgo, Edzard fue capaz de ir haciendo conjeturas con base a eventos pasados.

    - "Ahora entiendo... Esos ropajes que viste son similares a los de los cuerpos sin vida que me encontré alguna vez por los bosques...Aunque lo que porta ella se ven mucho más intimidantes de los que jamás haya visto... Y la única forma de evitar el destino de sus compañeros pero al mismo tiempo poder permanecer aquí para vigilarnos sería... "

    El caballero de Megrez dio un pequeño suspiro de alivio para sí mismo, cerró los ojos por un instante y volvió a abrirlos, esta vez con una mirada un poco más confiada, dada la pequeña satisfacción que le daba creer entender un poco las cosas. Eso, aunado a la presencia de la armadura de Virgo, que ahora cubría el cuerpo de su compañera, lo hacía sentirse más en control de la situación.

    - Debo darte crédito... Kaileena dijiste ¿Verdad? Se requiere bastante habilidad para reducir tu cosmos a niveles tan insignificantes como para que fuera capaz de detectar a una ardilla cualquiera oculta en la nieve antes que a ti. Pero como dice mi compañera, algo de interés debes estar buscando por aquí si llevas tanto tiempo como mencionas. ¿Te importaría compartirnos que es?  

    Aunque Edzard se había dispuesto a seguirle la charla un momento a la intrusa, su guardia seguía estando alta. Inclusive la espada que portaba en su diestra había comenzado a emanar un fuerte incremento de temperatura, que sería bastante notorio para quien sea que estuviera suficientemente cerca del objeto en cuestión. No llegaría al extremo de cubrirla en llamas todavía, ya que la tensión del momento no llegaba a esos extremos. Aún así, el Dios guerrero estaba atento a cualquier movimiento que hiciera la joven, ya sea en contra de su persona o la de su compañera.

    - "Así que Hades... ¿Acaso Poseidón no es el único Dios con los que tienen riña estos santos de Athena? ¿O acaso esta espectro estará aquí por otra razón? Parece que por cada respuesta que consigo, tengo otras 20 preguntas nuevas... Hmp...  "
    avatar
    Edzard
    Dios Guerrero

    Dios Guerrero

    Mensajes : 218
    Fecha de inscripción : 06/02/2014
    Localización : ???

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Kaileena de Grifo el Miér Sep 24, 2014 6:02 pm

    -Lo que yo haga no es de su incumbencia, aunque puedo decir que solamente los observaba pero me resultaba aburrido seguir haciéndolo. Ambos se ven tan agresivos con una mujer que solo vino a saludar, en manera claro.- La espectro seguía clavando la mirada en la joven mientras su cosmo se aproximaba lentamente por la espalda de la extraña sus oídos captaron el sonido de las palabras de la chica mientras observaba la energía dorada.-¿Que podría incomodarme de una mujer como usted? si mi intención ha sido que usted mostrase su verdadero yo, imagine que sería una seguidora de Athena pero el saber que tengo razón solo me da más motivos para no marcharme aun.

    La joven se giro dándoles la espalda a ambos mientras creaba una ligera ventisca de aire que levanto una cantidad corta de nieve poso sus manos en su espalda mientras miraba sobre su hombro derecho a el Dios Guerrero y a la ya descubierta Amazona de Virgo.

    -Me halaga joven Dios Guerrero aunque no creo que la palabra Insignificante sea la mejor forma de decir algo de lo que usted ya está acostumbrado pues desde mi perspectiva su cosmo encendido para mi seria lo que mi reducción de energía es para usted. Pero si tanto quieren saberlo.- Incrementa su cosmo creando una gran nube purpura a su alrededor, Baja su mano izquierda a su cintura y da media vuelta para quedar de  frente a sus enemigos mientras lo hace en su mano aparece un gran látigo marrón que lo estira en un movimiento ondulatorio creando un chasquido en el suelo nevado cerca de el Asgardiano y la fémina, este látigo poseía púas en forma curveada que al toque con la piel es capaz de penetrarla.-Estoy aquí por una sola razón y esa es arrebatarle la vida a un santo dorado.-Dice mientras acaricia el extremo del látigo que ella sostenía firmemente, el artefacto marrón regresa con un movimiento parecido al de una serpiente a la mano de la estrella celeste este se dobla de forma circular.

    -Tsk.....-Kaileena comienza a sentir una presencia ya conocida para ella era alguien que probablemente la siguió desde las tinieblas.- Parece que no soy la única que se divierte-Dijo con voz calmada.-"Estoy aquí perdiendo tiempo"....-Una parte de ella quería marcharse y terminar con el trabajo que ella misma se impuso pues salió del inframundo cuando se presento la oportunidad tal vez su superiores se darían cuenta de su ausencia y podrían imponerle algún castigo y más cuando supo a quien pertenecía ese cosmo obscuro un hombre que seguramente le contaría todo a los otros espectros por lo que sin volver a dudarlo miro una vez a ambos humanos, en un abrir y cerrar de ojos se dio la vuelta y corrió en busca de la persona dueña de esa energía conocida
    avatar
    Kaileena de Grifo
    Espectro


    Mensajes : 78
    Fecha de inscripción : 19/08/2014
    Localización : Dentro del Tribunal del Silencio

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Maina de Virgo el Jue Sep 25, 2014 3:09 pm

    Sin que Maina viese, podía sentir la clara mirada encima de ella por parte de la dama espectro, antes de sacar una conjetura adelantada, estaban nuevamente las palabras de la joven sacándola de sus pensamientos, tan solo haciéndole forma una sonrisa ladina. ㅡ"Muy perspicaz, debo admitir."ㅡ Aun al hecho de ser alguien enemigo, no dejaba de lado el reconocer las habilidades de la dama, si bien era cierto que las filas de Hades eran por mucho, jóvenes muy bien entrenados y con habilidades extraordinarias, muchas veces había sido advertida por su maestro, tener cuidado con un enfrentamiento con alguien así, y para ser sincero, aquello no estaba aún en planes de la amazona de Virgo.
    No hacia falta el presenciar todo para que sus sentidos pudieran percibir cada movimiento de la dama en cuestión, con cada segundo que pasaba, amenazando a los dos presentes y haciendo notar parte de su cosmos oscuro, pues si de algo podía asegurar la rubia, es que aquel no era todo el poder de la espectro. Una suave ráfaga de viento cortante paso cerca de aquel breve espacio que separaba a ella del Dios Guerrero, aquel acto lo tomó como una advertencia más y muestra de su poder; cortándole las palabras que iba a pronunciar, con decir el mero propósito de esta, se tensó ligeramente, haciéndole fruncir nuevamente el entrecejo, aquello superaba al hecho de una guerra entre dioses en las cuales sus respectivas filas de guerreros se enfrentarían a muerte, aquello lo consideraba como una pelea más que personal.
    Me temo que, dudo pueda cumplir ese cometido, joven espectro.ㅡ Maina cuadró su rostro a manera que quedará directamente hacia la joven, mostrando aquella simpleza sin expresión alguna ahora; por tan solo unos breves minutos se permitió el abrir sus párpados dejando caer sus orbes azules en la dama peli plata, como si estuviese estudiándola de pies a cabeza, desde el inicio de la súrplice que emanaba poder, hasta aquel ahora identificado látigo con púas, haciendo ello para no olvidar el rostro de aquella joven. ㅡEs probable que usted no mencioné el nombre del caballero al que tanto desea asesinar, pero me permito, tan solo dar un aviso. Ese caballero no estará solo, y si quiere llegar a ese cometido, deberá pasar por la orden dorada entera si es necesario, claro está, si ese joven decide que ninguno intervengamos en esa lucha personal con usted, será como desee, pero de ser lo contrario...Bueno, creo que fui bastante clara.ㅡ  Tras finalizar de mencionar aquello, volvió a dejar caer sus párpados, nublándole nuevamente la vista, tal vez entre la orden dorada no había la comunicación suficiente, pero no quedaba a dudas que entre cada uno, se cuidarían la espalda.

    Aquel rosario en la mano diestra de la fémina, latía, de una manera que quería avisarle a la guardiana de Virgo que estaba con vida nuevamente, haciéndole notar como dos cuentas de las ciento ocho, emanaban una curiosa energía, como si fuese un radar de espectros; concentró sus sentidos y entonces pudo sentir otro cosmos proveniente, tal vez no demasiado cerca pero no por ello meno amenazante, pese a estar escondido como podía asumir, no quitaba que podría hacerse acto de presencia como lo había hecho minutos antes aquella dama.
    Antes de pronunciar palabra alguna más, las acciones de la joven espectro se limitaron únicamente a mirarles de nueva cuentas como pudo percibir y desaparecer en presencia de ambos, sintiendo como entonces el cosmos de la espectro se iba alejando poco a poco hasta perderse con el aire gélido de Asgard. Fue entonces que el ambiente denso y abrumador, volvió a su total normalidad, fresco y danzante junto con los árboles y el roce de sus ramas.
    Estoy segura que, volveremos a encontrarnos con ella. Hay cosas a favor para que eso pase, ella desea matar a un santo de Athena, y en nuestro caso, sabemos que hay intrusos en tierras Asgardianas y una amenaza que no podremos pasar por alto.ㅡ Murmuro ahora para ambos únicamente, en lo que reducía nuevamente su cosmos a cero, finalmente moviéndose después de todo el rato con el encuentro con la espectro, dando media vuelta dirigiéndose hacia el cuerpo inerte del lobo que había sido su compañero en aquella visita al bosque, jamás imaginó que terminaría de esa forma.
    avatar
    Maina de Virgo
    Santo de Oro


    Mensajes : 144
    Fecha de inscripción : 10/09/2014
    Localización : Buscando alcanzar la iluminación.

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Edzard el Jue Sep 25, 2014 5:07 pm

    Tras la amenaza de la joven espectro, el Dios guerrero estaba seguro que lo proseguía sería un ataque por parte de la dama de armadura negra, dispuesta a erradicar a cualquier oposición que interfiriera con el objetivo que acababa de narrar. Y dado que la santa de Virgo no dudó en dejarle claro a la invasora que aquella persona que buscaba tendría el apoyo incondicional de sus compañeros, Edzard confiaba en que Kaileena tomaría aquel comentario como un reto y se encargaría de ir comenzando a eliminar a quien sea pudiera tratar de proteger a la persona que buscara.

    -"¿Pero por que decirnos todo esto si no es para asegurarse que no podremos hacer nada al respecto? Tiene que ser por que pretende acabar con nosotros ahora, o de lo contrario solo nos estaría advirtiendo que mantengamos la guardia en alto."


    Sin embargo, a pesar de sus sospechas, el desenlace de las cosas no fue el que el Dios guerrero había contemplado. Cuando parecía que Kaileena estaba dispuesto a darle una respuesta a la santa dorada, un murmullo de frustración escapó de su persona, seguida de una insinuación que aludía a otro individuo. ¿Acaso no era la única espectro por aquellos lares? ¿Cuántos más podía haber? ¿Cuantos de esos individuos se habían estado escondiendo bajo las narices de Edzard todo este tiempo. La sola idea de eso lo llenaba de enojo por no haber sido más precavido, pero nuevamente, era dificil detectarlos si no hacían absolutamente nada malo... al menos hasta ahora.

    -¿Que quieres decir con que no eres la única aquí? Oye ¡Responde!


    Pero era tarde ya para que la espectro respondiera el cuestionamiento del Asgardiano. Para el punto en el que había exigido respuestas, aquella enigmática joven ya se había perdido en las espesuras del bosque, moviendose ágilmente con tal astucia que inclusive no había dejado rastros de pisadas en la nieve, cosa que a este punto no sorprendió a Edzard dado que si acostumbrara dejar señales tan obvias, ya la hubiera descubierto desde el primer día que se adentró al bosque.

    -Desde luego que vamos a volver a encontrarnos con ella, por que no está lejos.

    Respondió el guardián del bosque a Maina, quien en ese momento se había colocado al lado de su difunto compañero canino, con quien a pesar de haber entablado una relación sumamente breve, podía notarse que le había tomado afecto al desafortunado animal. Por su parte, Edzard no había perdido el tiempo y rápidamente entró en un estado de trance en el que podía comunicarse con las fuerzas de la naturaleza. Ahora que estaba seguro que había personas invadiendo sus dominios, le fue más fácil localizar tanto a la joven que acababa de retirarse como su destino. Aparentemente al otro extremo del bosque podía sentir otras 2 presencias, ambas desconocidas para él.

    -Va con destino al extremo oeste de este bosque, donde pude ubicar otras 2 presencias, las cuales desconozco. Hmp... No se si estés de acuerdo, pero prefiero seguirla. Me odiaría a mi mismo si permito que se nos escape ahora y logré acabar con quien sea que esté buscando. Tal vez sea una trampa, pero me dije a mi mismo que si estaba en mis manos, no me permitiría perder a más aliados míos.... Pero también reconozco que no creo poder detenerla sin ayuda...


    Confesó el Dios guerrero un poco acomplejado por como se sentía en ese momento. No quería obligar a Maina a involucrarse en una situación como esa si ella no sentía que era prudente. Sin embargo, si dejaba escapar a esa espectro, quien sabe que sería capaz de hacer, especialmente ahora que sospechaba que no era la única enemiga en tierras nórdicas. Miró a la joven rubia con expectativa a su respuesta, esperando poder contar con su apoyo. Si ella consentía su decisión, la guiaría hacia donde sabía que estaban las demás presencias... de lo contrario tendría que ir solo, a pesar de las condiciones no tan favorables en las que se encontraba.

    Spoiler:
    Y posiblemente continuemos con la historia aquí, dado que por lo expuesto, se relaciona con los eventos de este tema.

    http://elultimocosmos.foroactivo.mx/t337-el-bosque-blanco-libre

    En cualquier caso, este sería mi último post aquí, ya que dependiendo la respuesta de Maina, Edzard irá o no solo a buscar a Kaileena y al hombre misterioso que mencionó.
    avatar
    Edzard
    Dios Guerrero

    Dios Guerrero

    Mensajes : 218
    Fecha de inscripción : 06/02/2014
    Localización : ???

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Maina de Virgo el Sáb Sep 27, 2014 12:01 am

    La atención de la fémina por un momento se centró en el canino sin vida al que de manera sin sentido ella acariciaba su lomo, envolviendo al animal con su cosmos, aunque realmente aquello era inútil, no podría traerlo con vida de nuevo, finalmente dejó aquello, de haber estado agazapada, se volvió a retomar su postura, atendiendo a las palabras del joven Dios guerrero, si, era cierto que podía sentir el cosmos lo suficiente cerca de aquella espectro, y de los otros más que había logrado sentir más aún no había hecho el comentario apropiado a ello.
    Entonces en su mente resonaba, ¿debería ir a hacerles frente? Era su deber, y como bien había expuesto, aquella persona de la misma orden perteneciente a ella le preocupaba, aunque se había quedado con el beneficio de la duda y no saber el nombre de la persona, pero eso no quería decir que Maina no se preocupaba. Decisiones, decisiones, no tenía mucho tiempo para elegir que hacer, pues la convicción de Edzard era suficiente para asegurar que al menos entre ambos podrían entablar una batalla con aquellas presencias.

    Iré contigo. Tampoco permitiré que se pierdan más vidas...si está en nuestras manos evitarlo, que así sea.

    Aunque había sido testigo del poderoso cosmos que el Dios Guerrero podía manejar, había algo en él que parecía no tenerlo en su completa condición, aquello claro solo una percepción de la fémina. Y aunque ella aun no podía decir a palabra abierta que era toda una experta en batallas con enemigos, no quitaba que aunque era prácticamente la primera experiencia, daría lo mejor de sí, más aun con la confianza que Edzard le transmitía. Se giró en dirección hacia él, y por segunda vez en todo el rato, se permitió nuevamente abrir sus párpados, dejando caer la mirada en el guerrero, asintiendo entonces a manera de confirmar nuevamente su respuesta de acompañarle a seguir el cosmos enemigo. El curso de la situación era incierto, pero si algo era seguro, es que no permitirían ninguno de los dos, que más muertes e intrusos se difundieran en tierras nórdicas.


    Léeme (?) ooc:

  • Supongo que aquí damos por finalizado, sin embargo, Edzard te mandaré un Mp para hacerte unas pequeñas preguntitas je.
  • avatar
    Maina de Virgo
    Santo de Oro


    Mensajes : 144
    Fecha de inscripción : 10/09/2014
    Localización : Buscando alcanzar la iluminación.

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Réquiem ㅡLibre

    Mensaje por Contenido patrocinado


    Contenido patrocinado


    Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.